Dosis de esteroides en la década de los 70 (Scott Chinery)

La empresa L&S Research condujo entre 1981 y 1982 alrededor de 150 entrevistas con atletas que habían usado esteroides. Algunos de los casos más significativos de su investigación fueron los siguientes:
1. Culturista de 26 años que ha entrenado activametne durante ocho años, ha usado deca-durabolin dos veces por año, durante los últimos tres años. Durante el primer año se ha inyectado 25 mg por semana en dos ciclos de seis semanas en los que asegura haber obtenido  “las ganancias más dramáticas de mi vida”. Durante el segundo año usó 50 mg por semana en dos ciclos de seis semanas y de la misma forma, 75 mg por semana el tercer año.

Asegura haber incrementando su press de banca de 100 kilos a 205 kilos y añadido alrededor de 22 kg de músculo a su físico, atribuyendo el 70% de sus ganancias al uso de esteroides, pero reconociendo que no hubieran sido posibles sin la alta intensidad de sus entrenamientos. No empleó suplementos de proteína pero siguió una dieta equilibrada e ingiriendo muchos huevos. Sólo reportó un caso moderado de acné durante el primer año de uso de la droga, que eliminó usando un fármaco especial durante la primavera y el verano cuando tenía acceso al sol.

Culturistas década de los 70

2. Individuo de 19 años gana 4 kg de músculo durante un período de 10 semanas utilizando 10 mg de Dianabol al día. Era su primera experiencia con los esteroides y estaba “al tanto de su potencia”. Estuvo entrenando durante dos años en el momento de esta entrevista usando una rutina dividida en seis días a la semana. Aseguró que entrenar hasta el agotamiento fue la única forma de maximizar la potencia de la droga y atribuyó el 50% de los resultados a esta y el otro 50% a sus métodos de entrenamiento. Añadió casi 4 centímetros a sus brazos y el resto de su cuerpo creció proporcionalmente. Durante este periodo no entrenó los gemelos debido a una lesión y no gano masa muscular en ellos. No reportó efectos secundarios y planeaba utilizar otras drogas en el futuro. No realizó controles de salud durante o después del ciclo ni planeaba hacerlos. Dijo que “todo eso de los efectos secundarios es un montón de chorradas” y lo describió como “propaganda de funcionarios bienintencionados”.

(…)

4- Culturista de 22 años que ha entrenado durante 3 años recibió 8 mg diarios de Winstrol con una inyección semanal de 50 mg de Deca-durabolin. Reportó magníficas ganancias y la pérdida de una “cantidad substancial” de grasa, atribuyéndolo a la droga. La droga le fue administrada por un médico y realizó periódicamente todos los controles establecidos. Únicamente experimentó un caso agudo de acné y aseguró sentirse “de maravilla” durante el ciclo. Esta era la primera vez que él utilizaba varias substancias al mismo tiempo y planeaba repetirlo. Atribuye las ganancias de 6 kg de músculo y 2,5 cm de brazo a las drogas.

(…)

La última parte del libro ofrece una lista con los datos de contacto (direcciones y números de teléfono) de las empresas a las que encargar los esteroides, figurando entes importantes como Organon e incluso figuraba en la lista Johnson & Johnson como una fuente.

Esto forma parte de la historia del culturismo de la década… incluso existían modas también como el aceite de serpiente, oxígeno (que fue demandado para ser utilizado por Arnold y Columbu entre otros para acelerar el tiempo de recuperación), electroestimulación (lo que Bruce Lee usaba), la luz solar en los testículos (los estudios en 1981 y 1982 mostraban un aumento en los niveles de testosterona cuando eran golpeados por los rayos del sol directamente).

Todos los extractos anteriores provienen del libro “In quest of size” (Scott Chinery, 1984) y nos ofrecen una valiosa retrospectiva sobre las dosis (notablemente bajas en comparación con las actuales) empleadas en aquél entonces.

Atención: Este artículo tiene carácter meramente informativo. Las sustancias que se nombran tienen numerosos efectos adversos y no deben tomarse a la ligera. NADIE que lea esto debe usar estos fármacos bajo NINGUNA CIRCUNSTANCIA sin supervisión médica. Ni el autor del artículo ni su traductor promueven ni defienden el uso de esta ni de ninguna droga. Si se quiere perder grasa corporal y/o aumentar la masa muscular con un entrenamiento y una dieta adecuados se pueden obtener muy buenos resultados. No hay necesidad de poner en riesgo la salud.

Artículo original en inglés: “Doses of Dbol in the 70’s” continued…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.