Esteroides anabólicos ¿no tan malos después de todo?

Pregúntale a cualquier persona qué opina sobre los esteroides anabólicos y seguro que la respuesta es alguna de estas:

  • Son malos y matan
  • Te dejan estéril
  • Los que los toman no pasan de 40 años
  • Te encogen el pito
  • ¿Vendes de farma o de UGL?

El uso de los EAA es un tema bastante delicado, tanto dentro del ámbito de la salud como dentro del ámbito deportivo, pero, ¿qué son realmente los anabolizantes androgénico esteroideos?

Jeringuilla

Son preparaciones que contienen una de las tres hormonas esteroides naturales que pueden ser la testosterona, la dihidrotestosterona (DHT) o nandrolona. Se seleccionan una de las tres como punto de partida, y entonces se modifican y se tratan para formar nuevos compuestos.

Nomenclatura de los esteroides

Cuando se crea una nueva clase de compuesto, se les ponen una serie de prefijos, sufijos y una raíz, dependiendo de la estructura de esta substancia. Y partiendo de estos se saca el nombre con los que se conoce.

Prefijos y sufijos usados

Propiedad estructuralPrefijoSufijo
Carbonyl (C=O)oxo-;keto--one
Hydroxylhydroxy--ol
Double Bnd (C=C)-ene;-en
Methylmeth-; methyl-
Ethyleth-;ethyl-

Raíces usadas

Androstane (Sin doble enlace)
Estructura con base de carbono de dihidrotestosterona

Androstene  (con un doble enlace)
Estructura con base de carbono de o similar a la testosterona

Androstadiene  (dos enlaces doble; di-ene)
Estructura con base de carbono similar a la metandrostenolona

Estren;Estra
Estructura base de nandrolona (19-norandrosteno) y estrógenos

Nombres comerciales de los compuestos

NombreObtenido de
Boldenona[17b-ol, androstadiene, 3-one]
Etilestrenol[17aethyl,estren,17bol]
Fluoximesterona[9-fluoro, 11b-hydroxyl, 17a-methyl, testosterone, 3-one]
Mesterolona[1-metyl, dihydrotestosterone, 17b-ol, 3-one]
Metandienona[17a-methyl, androstadiene, 17b-ol, 3-one]
Metandrostenolona[17a-methyl, androstadiene, 17b-ol, 3-one]
Metenolona[1-methyl, c1-2 double bond (en), 17b-ol, 3-one]
Nandrolona[norandrostene, 17b-ol, 3-one]
Noretandrolona[19-nor, 17a-ethyl, (nor)androstene, 17b-ol, 3-one]
Oxandrolona[2-oxy, androstane, 17b-ol, 2-one]
Oximetolona[2-hydroxymethylene, 17a-methyl, 17b-ol, 3-one]
Estanozolol[Stanolone (androstanolone, DHT), 2-pyrazol, 17b-ol]
Trembolona[tri-en, 17b-ol, 3-one]

Lee Priest haciendo extensiones de tríceps en polea

¿Para qué se usan los EAA?

Pues la respuesta es obvia, para lucir palmito en la playa.

Ahora en serio, la aplicación más utilizada es para la terapia de reemplazo hormonal, como por ejemplo en aquellos hombres con hipogonadismo. También se suelen utilizar en personas que hayan sufrido quemaduras graves en gran parte de su cuerpo, que sufran atrofia muscular, peso excesivamente bajo, anemia, infertilidad, osteoporosis… también suelen tener otras aplicaciones pocos reconocidas, por ejemplo el Dianabol se puede utilizar para que la radioterapia sea más efectiva en el tratamiento de cáncer de laringe. Y como se que los estudios os ponen cachondos, abajo tenéis unos cuantos.

Los EAA, ¿son realmente el demonio?

Los esteroides pueden causarnos una gran cantidad de efectos secundarios pero, ¿realmente son tan comunes? Si nos vamos a los prospectos de otros medicamentos, como cualquier AINE, creo que el panorama sería aún peor, hay efectos secundarios claro está, algunos más comunes que otros, pero veamos que dicen los estudios en vivo.

Testoviron (Enantato de testosterona)

Estudio con testosterona

En este primer estudio realizado en julio de 2001 y publicado en el American Journal Of Physiology Endocrinology and Metabolism, se utilizaron varias dosis de testosterona en diversos sujetos, un total de 61 hombres con edades comprendidas entre los 18 y los 35 años, se crearon 5 grupos con:

  • 25 mg semanales
  • 50 mg semanales
  • 125 mg semanales
  • 300 mg semanales
  • 600 mg semanales

Durante un periodo de nada más y nada menos que 20 semanas, ah, pero sin antes olvidar que les suministraron de manera mensual un agonista de la GnRH de larga duración, ¿para qué? Pues para suprimir por completo la secreción de testosterona endógena, que guapo, ¿no?

Después de estas 20 semanas, se hizo un control de 4 semanas sin drogas seguido de 16 semanas de recuperación, ¿Qué les pasó?

Murieron entre terribles sufrimientos.

No hombre, era broma, en términos de composición física, los que tomaron 25 mg y 50 mg aumentaron su masa grasa, los de la dosis de 125 mg permanecieron sin cambios, ahora viene lo bueno, los que tomaron 300 mg por semana aumentaron su masa magra en 5,3 kg, y los que tomaron 600 mg la aumentaron en 8,5 kg.

No hubo cambios significativos en los niveles de PSA, ni en las enzimas hepáticas, ni en la actividad sexual ni en la función cognitiva. Lo único negativo fue una ligera disminución en los niveles de HDL, aunque se mantuvieron en rango, excepto en los que usaron 600 mg semanales, que bajaron hasta los 34 puntos (de un rango de referencia de 40 a 59 puntos). Totalmente aterrador, sin duda alguna, no sé ni cómo sobrevivieron (nótese la ironía).

Bhasin S, Woodhouse L, Casaburi R, Singh AB, Bhasin D, Berman N, Chen X, Yarasheski KE, Magliano L, Dzekov C, Dzekov J, Bross R, Phillips J, Sinha-Hikim I, Shen R, Storer TW. Testosterone dose-response relationships in healthy young men. Am J Physiol Endocrinol Metab. 2001 Dec;281(6):E1172-81. [PDF]

Deca-durabolin (decanoato de nandrolona)

Estudio con nandrolona

Tranquilos que esto no acaba aquí, los científicos no saciaron su sed de sangre sesgando las vidas de las personas del primer estudio sino que optaron por seguir dejando a mujeres viudas y a niños huérfanos.

Este estudio nos lleva a uno realizado con la archiconocida nandrolona, en hombres con VIH+, para probar sus beneficios en términos de ganancias musculares. Participaron un total de 30 hombres, todos con la misma dosis del fármaco, se utilizó en pirámide de esta manera:

  • 200 mg primera semana
  • 400 mg la segunda
  • 600 mg desde la tercera semana hasta la 13
  • Desde las semanas 13 a la 16 se fue reduciendo poco a poco

Se estudiaron de cerca los cambios en el perfil lipídico, y ¿qué pasó? Incluso con las dosis tan grandes utilizadas, no hubo NINGÚN cambio significativo en los niveles de LDL, triglicéridos o sensibilidad a la insulina. De hecho, los que realizaron ejercicio mejoraron de forma significativa la distribución del tamaño de las partículas del colesterol LDL, además de mejorar los niveles de triglicéridos, lo que hizo que redujeran el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular. Lo único negativo fue una ligera disminución en los niveles de colesterol HDL. No hubo cambios ni en los niveles de PSA ni nada que pudiera poner en riesgo su salud a corto, medio o largo plazo.

Pero esto no acaba aquí, aún siguieron “asesinando” a más pobres intrépidos.

Fuente del estudio: Sattler FR, Schroeder ET, Dube MP, Jaque SV, Martinez C, Blanche PJ, Azen S, Krauss RM. Metabolic effects of nandrolone decanoate and resistance training in men with HIV. Am J Physiol Endocrinol Metab. 2002 Dec;283(6):E1214-22. Epub 2002 Aug 27. [PDF]

Anapolon o Anadrol (oximetalona)

Estudio con oximetolona

Por último, estos seres sedientos de sangre faltos de conciencia hicieron otra prueba con nada más que con oximetolona, uno de los esteroides orales más peligrosos dentro del ámbito culturista, y lo hicieron nada más y nada menos que con 31 pobres ancianos con edades comprendidas entre los 65 y los 80 años. Se crearon 3 grupos con las siguientes dosis durante un periodo de 12 semanas:

  • 50 mg diarios
  • 100 mg diarios
  • Placebo

Se midieron los cambios de masa magra, fuerza, y otros marcadores importantes de salud, entre los que se incluyeron el colesterol total, LDL, HDL, triglicéridos, PSA y enzimas hepáticas.

Las ganancias de fuerza y masa muscular fueron dependientes de la dosis tomada, es decir, a dosis más altas, mayores ganancias (Mr. Obvious), similar al del estudio realizado con testosterona, en los rangos de 125 y 300 mg respectivamente, 2,9 kg de masa magra para los de la dosis de 50 mg y 5,4 kg para los de la dosis de 100 mg. No hubo ningún cambio significativo en los niveles de PSA, colesterol total, HDL o triglicéridos, si hubo cambios en los niveles de HDL (con una reducción de 19 y 23 puntos respectivamente). Los niveles de enzimas hepáticas aumentaron muy levemente en el grupo de 100 mg, pero no hubo cambios en los que tomaron 50 mg diarios, vamos, nada que pudiera conducir a alguna patología hepática. Pobres ancianos, ganaron una cantidad considerable de masa muscular sin afectar a su salud, es que estas ratas de laboratorio no tienen alma.

Fuente del estudio: Schroeder ET, Singh A, Bhasin S, Storer TW, Azen C, Davidson T, Martinez C, Sinha-Hikim I, Jaque SV, Terk M, Sattler FR. Effects of an oral androgen on muscle and metabolism in older, community-dwelling men. Am J Physiol Endocrinol Metab. 2003 Jan;284(1):E120-8. Epub 2002 Sep 24. [PDF]

Conclusión

Como podemos ver, ninguno de los cambios medidos indicó peligro a medio o a corto plazo. El uso de monociclos de esteroides es bastante seguro y ofrecen buenas ganancias, sin duda la combinación de diversas sustancias y las dosis más altas aumentan los cambios en los diversos marcadores pero, ¿son realmente tan peligrosos? Creo que ya puedes responder por ti mismo a esta pregunta.

Atención: Este artículo tiene carácter meramente informativo. Las sustancias que se nombran tienen numerosos efectos adversos y no deben tomarse a la ligera. NADIE que lea esto debe usar estos fármacos bajo NINGUNA CIRCUNSTANCIA sin supervisión médica. Ni el autor del artículo ni su traductor promueven ni defienden el uso de esta ni de ninguna droga. Si se quiere perder grasa corporal y/o aumentar la masa muscular con un entrenamiento y una dieta adecuados se pueden obtener muy buenos resultados. No hay necesidad de poner en riesgo la salud.

Estudios con el uso de EAA para el tratamiento de diversas patologías

  1. Wu CY, Yu TJ, Chen MJ. Chang Gung Med J. Age related testosterone level changes and male andropause syndrome. 2000 Jun;23(6):348-53.
  2. Schubert M, Bullmann C, Minnemann T, Reiners C, Krone W, Jockenhövel F. Osteoporosis in male hypogonadism: responses to androgen substitution differ among men with primary and secondary hypogonadism. Horm Res. 2003;60(1):21-8.
  3. Zgliczynski S, Ossowski M, Slowinska-Srzednicka J, Brzezinska A, Zgliczynski W, Soszynski P, Chotkowska E, Srzednicki M, Sadowski Z. Effect of testosterone replacement therapy on lipids and lipoproteins in hypogonadal and elderly men. Atherosclerosis. 1996 Mar;121(1):35-43.
  4. Shaprio J, Christiana J et al. Testosterone and other anabolic steroids as cardiovascular drugs. Am J Ther 1999 May;6(3):167-74
  5. Kapoor D, Jones TH. Androgen deficiency as a predictor of metabolic syndrome in aging men: an opportunity for intervention? Drugs Aging. 2008;25(5):357-69.
  6. Malkin CJ, Pugh PJ et al. The effect of testosterone replacement on endogenous inflammatory cytokines and lipid profiles in hypogonadal men. J Clin Endocrinol Metab. 2004 Jul;89(7):3313-8.
  7. Basaria S, Coviello A, Travison T. et al. Adverse events associated with testosterone administration. NEJM July 8, 2010, Vol. 363, N. 2.
  8. Zitzmann M, Brune M, Nieschlag E. Vascular reactivity in hypogonadal men is reduced by androgen substitution. J Clin Endocrinol Metab. 2002 Nov;87(11):5030-7.
  9. Guay AT, Perez JB, Fitaihi WA, Vereb M. Testosterone treatment in hypogonadal men: prostate-specific antigen level and risk of prostate cancer. Endocr Pract. 2000 Mar-Apr;6(2):132-8.
  10. Zitzmann M,Depenbusch M,Gromoll J, Nieschlag E. Prostate volume and growth in testosterone-substituted hypogonadal men are dependent on the CAG repeat polymorphism of the androgen receptor gene: a longitudinal pharmacogenetic study. J Clin Endocrinol Metab. 2003 May;88(5):2049-54.
  11. Sandblom RE, Matsumoto AM, Schoene RB, Lee KA, Giblin EC, Bremner WJ, Pierson DJ. Obstructive sleep apnea syndrome induced by testosterone administration. N Engl J Med. 1983 Mar 3;308(9):508-10.
  12. Hanafy HM. Testosterone therapy and obstructive sleep apnea: is there a real connection? J Sex Med. 2007 Sep;4(5):1241-6. Epub 2007 Jul 21.
  13. Maki PM, Ernst M et al. Intramuscular testosterone treatment in elderly men: evidence of memory decline and altered brain function. J Clin Endocrinol Metab. 2007 Nov;92(11):4107-14. Epub 2007 Aug 28.
  14. Vaughan C, Goldstein FC, Tenover JL. Exogenous testosterone alone or with finasteride does not improve measurements of cognition in healthy older men with low serum testosterone. J Androl. 2007 Nov-Dec;28(6):875-82. Epub 2007 Jul 3.
  15. Cherrier MM, Matsumoto AM et al. Testosterone improves spatial memory in men with Alzheimer disease and mild cognitive impairment. Neurology. 2005 Jun 28;64(12):2063-8.
  16. M Cherrier et al. Characterization of Verbal and Spatial Memory Changes from Moderate to Supraphysiological increases in Serum Testosterone in Healthy Older Men. Psychoneuroendocrinology 2007 Jan 32(1): 72-79.
  17. Agostoni A, Cicardi M. Danazol and stanozolol in long-term prophylactic treatment of hereditary angioedema. J Allergy Clin Immunol. 1980 Jan;65(1):75-9.
  18. Labrie F, Luu-The V, Labrie C, Bélanger A, Simard J, Lin SX, Pelletier G. Endocrine and intracrine sources of androgens in women: inhibition of breast cancer and other roles of androgens and their precursor dehydroepiandrosterone. Endocr Rev. 2003 Apr;24(2):152-82.
  19. Winkler UH. Effects of androgens on haemostasis. Maturitas. 1996 Jul;24(3):147-55.
  20. Lowe GD. Anabolic steroids and fibrinolysis. Wien Med Wochenschr. 1993;143(14-15):383-5.
  21. Walker ID, Davidson JF. Plasma fibrinolytic activity following oral anabolic steroid therapy. Thromb Diath Haemorrh. 1975 Sep 30;34(1):236-45.
  22. Varma TR, Patel RH. The effect of mesterolone on sperm count, on serum follicle stimulating hormone, luteinizing hormone, plasma testosterone and outcome in idiopathic oligospermic men. Int J Gynaecol Obstet. 1988 Feb;26(1):121-8.
  23. Szöllösi J, Falkay GY, Sas M. Mesterolone treatment of patients with pathospermia. Int Urol Nephrol. 1978;10(3):251-6.
  24. Wilson DM, McCauley E, Brown DR, Dudley R. Oxandrolone therapy in constitutionally delayed growth and puberty. Bio-Technology General Corporation Cooperative Study Group. Pediatrics. 1995 Dec;96(6):1095-100.
  25. Clayton PE, Shalet SM, Price DA, Addison GM. Growth and growth hormone responses to oxandrolone in boys with constitutional delay of growth and puberty (CDGP). Clin Endocrinol (Oxf ). 1988 Aug;29(2):123-30.
  26. Bassi F, Neri AS, Gheri RG, Cheli D, Serio M. Oxandrolone in constitutional delay of growth: analysis of the growth patterns up to final stature. J Endocrinol Invest. 1993 Feb;16(2):133-7.
  27. Marti-Henneberg C, Niirianen AK, Rappaport R. Oxandrolone treatment of constitutional short stature in boys during adolescence: effect on linear growth, bone age, pubic hair, and testicular development. J Pediatr. 1975 May;86(5):783-8.
  28. Need AG et al. Anabolic steroids in postmenopausal osteoporosis. Wien Med Wochenschr. 1993;143(14-15):392-5.
  29. Hamdy RC, Moore SW, Whalen KE, Landy C. Nandrolone decanoate for men with osteoporosis. Am J Ther. 1998 Mar;5(2):89-95.
  30. Passeri M, Pedrazzoni M, Pioli G, Butturini L, Ruys AH, Cortenraad MG. Effects of nandrolone decanoate on bone mass in established osteoporosis. Maturitas. 1993 Nov;17(3):211-9.
  31. Geusens P. Nandrolone decanoate: pharmacological properties and therapeutic use in osteoporosis. Clin Rheumatol. 1995 Sep;14 Suppl 3:32-9.
  32. Lippi G, Guidi G, Ruzzenente O, Braga V, Adami S. Effects of nandrolone decanoate (Deca-Durabolin) on serum Lp(a), lipids and lipoproteins in women with postmenopausal osteoporosis. Scand J Clin Lab Invest. 1997 Oct;57(6):507-11.
  33. Ringbäck Weitoft G, Eliasson M, Rosén M. Underweight, overweight and obesity as risk factors for mortality and hospitalization. Scand J Public Health. 2008 Mar;36(2):169-76. doi: 10.1177/1403494807085080.
  34. Wilmore DW. Catabolic illness. Strategies for enhancing recovery. N Engl J Med. 1991 Sep 5;325(10):695-702.
  35. Storer TW,Woodhouse LJ et al. A randomized, placebo-controlled trial of nandrolone decanoate in human immunodeficiency virus-infected men with mild to moderate weight loss with recombinant human growth hormone as active reference treatment. J Clin Endocrinol Metab. 2005 Aug;90(8):4474- 82. Epub 2005 May 24.
  36. Hengge UR, Stocks K et al. Double-blind, randomized, placebo-controlled phase III trial of oxymetholone for the treatment of HIV wasting. AIDS. 2003 Mar 28;17(5):699-710
  37. Grunfeld C, Kotler DP et al. Oxandrolone in the treatment of HIV-associated weight loss in men: a randomized, double-blind, placebocontrolled study. J Acquir Immune Defic Syndr. 2006 Mar;41(3):304-14.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.