La ginecomastia: todo lo que necesitas saber

La ginecomastia es el agrandamiento patológico de una o ambas glándulas mamarias en el hombre, algo que ningún hombre desea. Mientras que esta patología no es mortal; puede causar graves problemas a nivel psicológico; ya que una ginecomastia puede hacernos ver al mejor cuerpo del mundo como algo tremendamente antiestético.

La ginecomastia puede venir determinada por numerosos factores; entre los que encontramos simples trastornos hormonales por la edad del individuo, los esteroides anabólico androgénicos (que, como causa última provocan un desequilibrio a nivel hormonal), etc.

Pechos de mujer

Esta patología es simplemente una condición en la que el pecho del hombre comienza a parecer el de una mujer; como indica la etimología de su propio nombre (ginecomastia: pecho de mujer).

Como hemos visto, la causa suele ser un desequilibrio hormonal en el varón que la padece. Lo más común es que se deba a un problema de acumulación de estrógenos; aunque la progesterona y la prolactina también pueden jugar un papel clave.

Como apunte; le comentaré que se suele confundir la ginecomastia con la pseudoginecomastia. La pseudoginecomastia (también denominada lipomastia) es simplemente una acumulación de tejido adiposo en la región pectoral y se puede eliminar simplemente perdiendo peso o mediante una liposucción. Suele desarrollarse en varones obesos, normalmente, ocurre en la pubertad desde los 12 o 14 años hasta los 20 o 21.

Bien, una vez entendidos estos conceptos, pasemos a ver que tipos de individuos pueden padecer de ginecomastia dependiendo de su edad (la mayoría adolescentes):

  1. El primer tipo es aquel individuo que tiene ginecomastia prepuberal probablemente debido a la cantidad de hormonas que le paso su madre al nacer, pero en este caso suele remitir espontáneamente con el tiempo, no obstante es un caso que requiere de evaluación urgente, puesto que puede ser debido a tumores existentes o trastornos hormonales graves.
  2. El segundo son los adolescentes que debido a los cambios hormonales de la edad la acaban padeciendo. En la ginecomastia puberal fisiológica, es conveniente esperar, ya que también suele remitir espontáneamente con el tiempo (1-3 años), aunque el 30% de los casos puede requerir cirugía. El mayor estudio transversal publicado refiere una prevalencia del 4% en varones de 10 a 19 años [1]. Se cree que interviene en su génesis la hormona leptina, al aumentar la actividad aromatasa entre otras acciones. Estudios realizados en varones no obesos con ginecomastia muestran valores sistémicos de leptina más elevados que los que no la tienen [2].
  3. El tercero son ancianos que debido a los desequilibrios hormonales que pueden ocurrir siendo mayor, empiezan a desarrollar una ginecomastia. Además, los ancianos suelen tener una piel suave que puede hacer más desagradable todavía el padecer de este problema. En la mayoría de casos, este grupo requerirá cirugía para eliminarlo, aunque la terapia de remplazo hormonal podría funcionar como remedio.
  4. También puede ser causada por hiperestrogenismo derivado de una patología hepática como la cirrosis, ya que el hígado no es capaz de metabolizar los estrógenos [3].
  5. Los varones sometidos a tratamiento con estrógenos pueden desarrollar acúmulos de grasa en forma de mama, lo que se conoce como pseudoginecomastia, si bien es frecuente que lleguen a desarrollar verdaderas mamas a lo que se llama ginecomastia.

Pseudoginecomastia

Esteroides y ginecomastia

Los usuarios de esteroides son los candidatos con más riesgo de padecer ginecomastia debido a la propia naturaleza de los esteroides consumidos en algunos casos y en otros debido al modo de acción de estos una vez administrados.

Como sabrá, muchísimos esteroides están derivados de la testosterona, por lo que se convierten en estrógenos vía aromatasa. Este proceso causa una acumulación de estrógenos en el cuerpo, los cuales se unen a los receptores de dicha hormona en el tejido mamario produciendo ginecomastia. Por lo general, los usuarios que experimenten esto, empezarán teniendo “puffy nipples” (pezones hinchados), y en algunos casos una ginecomastia completa (también conocida como “bitch tits”).

La mayoría de usuarios de estas sustancias quieren evitar este horroroso efecto secundario; por lo que suelen tomar precauciones (aunque en algunos casos estas no servirán debido a la respuesta individual de cada uno a las sustancias).

Con diferencia, los SERMs (moduladores selectivos de los receptores estrogénicos), son la medida más usada para prevenir la ginecomastia. También se usan IAs (inhibidores de la aromatasa) y antagonistas de los receptores de estrógeno.

Preplaya con ginecomastia debida al uso de esteroides

Fármacos, disruptores endocrinos ambientales y ginecomastia

La lista de fármacos que la producen va en aumento cada año.

  • Antiandrógenos: ciproterona, finastiride (Proscar), flutamida, ketokonazol, espironolactona.
  • Hormonas exógenas: andrógenos y esteroides anabolizantes, estrógenos, hormona de crecimiento, gonadotropinas.
  • Exposición no intencional: aceites en esencias, cremas vaginales y lociones anticaída de cabello que contienen estrógenos, leche y carne de vaca tratada con estrógenos, fitoestrógenos, soja…
  • Abuso de drogas: anfetaminas, alcohol, heroína, marihuana.
  • Fármacos utilizados en Neurología y Psiquiatría: diazepam (Valium), haloperidol, opioides, fenotiacinas, fenitoina, risperidona, antidepresivos tricíclicos…
  • Cardiovasculales: amiodarona, IECA (inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina), bloqueantes de los canales del calcio, digoxina, reserpina, espironolactona…
  • Antiulcerosos: cimetidina, omeprazol, ranitidina, metoclopramida.
  • Hipolipemiantes: fenofibrato.
  • Antineoplásicos e inmunomoduladores: agentes alquilantes, bleomicina, cisplatino, ciclosporina, metotrexate, vincristina…
  • Antimicrobianos: etionamida, antiretrovirales, isoniacida, ketokonazol, metronidazol.
  • Otras: Penicilamina.

Asimismo debemos investigar sustancias químicas ambientales (disruptores endocrinos) que la produzcan. Se ha publicado un estudio, en donde la aplicación tópica de aceites de lavanda y árbol de té (tienen acción estrogénica débil y propiedades antiandrogénicas) provocó ginecomastia en 3 chicos prepúberes de 3-10 años y que el cese en la aplicación condujo a una resolución espontánea de la misma [4]. También se ha asociado ginecomastia con la ingestión de un té de hierbas [5].

Prevención de la ginecomastia en los usuarios de esteroides

Durante décadas, muchos usuarios de esteroides se han suplementado con citrato de tamoxifeno (Nolvadex), un SERM para combatir la aparición de ginecomastia [6]. El citrato de tamoxifeno evita la unión del estrógeno con sus receptores; de ningún modo lo reduce como creen algunos, además su efecto es fuertemente localizado en las glándulas mamarias.

Sin embargo para muchos no es suficiente (aunque es una medida de prevención sólida) y prefieren usar un inhibidor de la aromatasa (IA). El IA reducirá la cantidad de estrógeno en el cuerpo (ya que evita la conversión de las hormonas usadas a estrógenos en gran medida) y se enlazará con el que quede. Sepa que el IA es bastante más potente que el SERM en la labor deseada. Los dos inhibidores de la aromatasa más usados son el anastrozol (Arimidex) [7] y el letrozol (Femara) [8].

Los siguientes esteroides actúan diferente:

  • Trembolona (Finaplix/Finajet/Parabolan)
  • Nandrolona (Deca-durabolin)
  • Oximetolona (Anadrol)
  • Noretandrolona (Nilevar)

Estos esteroides no aromatizan a estrógenos, pero se han registrado casos de ginecomastia por su consumo aún incluyendo un IA o un SERM, esto puede ser debido a su capacidad para aumentar los niveles de prolactina y progesterona en sangre.

Debido a esto puede ser recomendable combinarlos con estanozolol (Winstrol). El estanozolol es un derivado de la DHT que puede competir de forma selectiva con la progesterona y otras progestinas naturales y sintéticas (los esteroides anteriormente nombrados) en los receptores de progestina; con el inconveniente de que produce una reducción de los procesos antiinflamatorios mediados por la progesterona y un aumento de la percepción de molestias en las articulaciones.

Respecto a los niveles altos de prolactina, pueden suprimir los de gonadotropina y bajar los de testosterona, LH y FSH, acompañado esto con hiperprolactinemia, aunque no siempre sucede ya que en determinados casos la prolactina puede generar galactorrea/ginecomastia sin afectar a los niveles de ganodotropina [9,10,11]. Sin embargo, también existen estudios en pacientes que poseen niveles elevados de prolactina inducidos por drogas, con niveles de gonadotropinas normales y no presentaban ginecomastia [12]. Por tanto, sería conveniente realizarse análisis de sangre para controlar estos marcadores y, sólo si fuese necesario, podría ser útil evaluar la posibilidad de utilizar bromocriptina (Parlodel) o Cabergolina (Sogilen) para evitar una posible ginecomastia.

Ginecomastia (antes y después de cirugía)

Eliminar la ginecomastia

Una vez ha aparecido la ginecomastia, en muchos casos es imposible eliminarla sin cirugía, es por ello que los usuarios de esteroides toman muchas precauciones.

Cuando un usuario de estas sustancias empieza a sentir sensibles sus pezones o a dolerle; debería empezar a usar un IA para evitar el inminente desastre. Por esta razón, tomar anastrozol, letrozol, exemestano (Aromasin) [13], etc. es mejor idea si se empieza a notar la posible ginecomastia (al ser muy potentes), hasta entonces, con un SERM es suficiente.

Aun así, como he comentado, hay gente tan propensa a padecer esta patología que ningún IA será capaz de evitar su aparición. Para estos individuos, la cirugía será la única opción viable; ya que deben eliminar las glándulas mamarias (de todas formas, es una operación rápida y simple). Casi siempre, se hará una pequeña incisión en la areola para realizar la extracción, y esta no dejará cicatrices en la mayoría de casos. También puede entrar en juego una liposucción para eliminar el tejido adiposo sobrante (ya que también puede ser un problema como hemos comentado).

Atención: Este artículo tiene carácter meramente informativo. Las sustancias que se nombran tienen numerosos efectos adversos y no deben tomarse a la ligera. NADIE que lea esto debe usar estos fármacos bajo NINGUNA CIRCUNSTANCIA sin supervisión médica. Ni el autor del artículo ni su traductor promueven ni defienden el uso de esta ni de ninguna droga. Si se quiere perder grasa corporal y/o aumentar la masa muscular con un entrenamiento y una dieta adecuados se pueden obtener muy buenos resultados. No hay necesidad de poner en riesgo la salud.

Traducido y adaptado por Hugo ‘HuYzZ’.

Artículo original en inglés: Steroid.com

Referencias

  1. Kumanov P, Deepinder F, Robeva R, Tomova A, Li J, Agarwal A. Relationship of adolescent gynecomastia with varicocele and somatometric parameters: a cross-sectional study in 6200 healthy boys. J Adolesc Health. 2007 Aug;41(2):126-31.
  2. Dundar B, Dundar N, Erci T, Bober E, Büyükgebiz A. Leptin levels in boys with pubertal gynecomastia. J Pediatr Endocrinol Metab 2005; 18: 929-934
  3. Cavanaugh J, Niewoehner CB, Nuttall FQ. Gynecomastia and cirrhosis of the liver. Arch Intern Med. 1990 Mar;150(3):563-5.
  4. Henley DV, Lipson N, Korach KS, Bloch CA. Prepubertal gynecomastia linked to lavender and te tree oils. N Engl J Med 2007; 356:479
  5. Sahin M, Yilmaz H, Gursoy A, Demirel AN, Tutuncu NB, Guvener ND. Gynaecomastia in a man and hyperoestrogenism in a woman due to ingestion of nettle (Urtica dioica). N Z Med J 2007; 120: U2803
  6. Parker LN, Gray DR, Lai MK, Levin ER. Treatment of gynecomastia with tamoxifen: a double-blind crossover study. Metabolism. 1986 Aug;35(8):705-8.
  7. Rhoden EL, Morgentaler A. Treatment of testosterone-induced gynecomastia with the aromatase inhibitor, anastrozole. Int J Impot Res. 2004 Feb;16(1):95-7.
  8. Santosh Kumar Singh. Aromatase inhibitors in male sex. Indian J Endocrinol Metab. 2013 Oct; 17(Suppl1): S259–S261. doi: 10.4103/2230-8210.119594 PMCID: PMC3830326
  9. Ermolenko VM, Kukhtevich AV, Dedov II, Bunatian AF, Melnichenko GA, Gitel EP. Parlodel treatment of uremic hypogonadism in men. Nephron. 1986;42(1):19-22.
  10. Kaneda Y, Fujii A. Gynecomastia with sulpiride. J Clin Pharm Ther. 2002 Feb;27(1):75-7.
  11. Janett F, Stöckli A, Thun R, Nett P. [Gynecomastia in a goat buck]. Schweiz Arch Tierheilkd. 1996;138(5):241-4.
  12. Kaneda Y. Effects of risperidone on gonadal axis hormones in schizophrenia. Ann Pharmacother 2001 Dec;35(12):1523-7
  13. Willem de Ronde, Frank H de Jong. Aromatase inhibitors in men: effects and therapeutic options. Reprod Biol Endocrinol. 2011; 9: 93. Published online 2011 Jun 21. doi: 10.1186/1477-7827-9-93 PMCID: PMC3143915

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.