Ciclo menstrual y deporte (Lorena Ortega)

Atleta femenina ejecutando un powercleanSomos muchas las mujeres que practicamos deporte, que entrenamos y me parece muy útil esta información. El cómo la menstruación nos afecta a nuestra práctica deportiva y rendimiento.

¿Cómo nos afectan las fases del ciclo menstrual al rendimiento deportivo?

Estudios difundidos durante los últimos años coinciden al comprobar que en las fases del ciclo menstrual en las que hay gran cantidad de progesterona puede disminuir el rendimiento deportivo y es en la fase premenstrual, en la que se encuentra una mayor concentración de esta hormona, que va aumentando a medida que nos acercamos al día de la menstruación.

Esta hormona es catabólica y perjudica notoriamente el rendimiento físico.

Varios investigadores también han observado que la mayor capacidad de rendimiento físico de la mujer se produce durante la fase postmenstrual debido a un incremento paulatino de los estrógenos después de la menstruación.

Respecto a la fase de menstruación, la perdida de sangre provoca como norma general más cansancio ya que al haberse producido una hemorragia se pierde hierro y las células musculares tendrán más dificultad en captar el que queda en el organismo.

Además está científicamente comprobado que durante la menstruación se producen alteraciones funcionales y psíquicas:

  • Aumenta el pulso o frecuencia cardíaca.
  • Aumenta la presión arterial.
  • Aumenta la temperatura corporal.
  • Disminuye el porcentaje de hemoglobina en sangre.
  • Aumenta la excitación del sistema nervioso central (SNC), donde se pone de manifiesto en forma de apatía e irritabilidad. Podríamos decir, que en general disminuyen las posibilidades de trabajo del organismo.

Tabla ciclo menstrualEs por ello que para desarrollar un plan de entrenamiento, se debería de tener en cuenta el ciclo menstrual y sus características, considerando todas las fases.

El ciclo menstrual tiene una duración de 28 días normalmente, de los cuales 10 o 12 días se encuentran en estado de bajo rendimiento, por lo que se recomienda que:

  • Fase menstrual: se apliquen cargas medias.
  • Fase postmenstrual: cargas grandes.
  • Fase de ovulación: cargas medias.
  • Fase de postovulación: cargas grandes.
  • Fase premenstrual: cargas pequeñas.

Aún considerando esto como norma general, cada mujer es única y no existe un patrón fijo.

Sería útil conocer y tomar conciencia de lo que pasa en nuestro cuerpo en cada fase del ciclo, para así poder ajustar nuestros entrenamientos con mayor exactitud, aparte de para conocer nuestro cuerpo y su funcionamiento.

¡Buen entreno!

Autor original: Diario Mistral

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.