Tramites aduaneros en Canarias, ¿mejoras para el ciudadano?

¿Aduanas piratas?Después del anuncio por parte del Gobierno de Canarias de las medidas destinadas a mejorar y facilitar la realización de los trámites aduaneros para los ciudadanos de Canarias para los envíos recibidos por Correos junto con otras medidas. Con las agencias de transporte privado puede resultar más complicado según de cual se trate….

El 21 de abril de 2014, es la fecha de entrada en funcionamiento de estas “facilidades” con los envíos recibidos mediante Correos. Estas “facilidades” han sido fruto de la colaboración entre La Agencia Tributaria y la Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno de Canarias, en coordinación con la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Economía, ¿falta alguien en la merienda?

¿En realidad se han facilitado/agilizado los trámites con esta medida?

Yo creo rotundamente que no.

Después de anunciar por todo lo alto y a bombo y platillo que tras las negociaciones con la Hacienda estatal se habían logrado los acuerdos necesarios para facilitar estos trámites nos encontramos con lo siguiente:

  • Antes del 21 de abril sólo era posible realizar el autodespacho de forma presencial en las oficinas del Gobierno de Canarias con los envíos de Correos. Aunque existía la posibilidad, mediante la web de la Agencia tributaria, de realizarlo online esto era imposible ya que un dato necesario para dicho trámite, el número de Declaración Sumaria y Partida, no era facilitado por Correos. Sin embargo y curiosamente desde las oficinas del Gobierno de Canarias el trámite se realiza sólo con el número del envío de Correos. Algunos pensábamos que la mejora que encontraríamos a partir del día anunciado era poder realizar el trámite online con dicho número de envío sin necesidad del número de declaración sumaria.
  • Actualmente existe un cartel en la Agencia Tributaria donde se puede leer que se está intentando limitar el horario para el autodespacho presencial al mínimo con mero carácter figurativo (hablamos de horas semanales) y se está exigiendo cita previa, aunque los funcionarios suelen atenderte fuera de este horario y sin cita (veremos lo que dura).
  • A partir de esta fecha Correos (Grupo Sepi) ya proporciona el número de Declaración Sumaria y Partida por email, como ya lo estaba haciendo desde hace mucho tiempo en la península (entregándolo con el aviso del envío retenido y sin necesidad de intercambiar emails). Esto nos da la posibilidad de utilizar el formulario de la Agencia Tributaria que ya estaba disponible desde hace años.

¿Cómo es el procedimiento en Canarias?

Antes de contestar a esta pregunta me gustaría describir el procedimiento en la península para ver si somos capaces de ver las diferencias.

A una persona en Madrid que tiene que regularizar un paquete comprado a un tercer país, de fuera de la Unión Europea, se le envía un aviso con la información necesaria para realizar el autodespacho, esto es con el número de declaración sumaria. Por lo tanto una vez que recibe dicha notificación sólo tiene que decidir si quiere que sea Correos quien le represente ante aduanas, un agente aduanero privado o realizar el autodespacho. Si elige esta última opción además de los impuestos aplicables abonará poco más de 5 € en concepto de administración y factaje (almacenamiento por parte de Correos). Esta última parte del factaje merece un artículo a parte por lo que prefiero no profundizar en ello ahora.

Un canario que tiene que regularizar una mercancía comprada fuera de las Islas Canarias, esto es península, Unión Europea, resto del mundo, se le envía un aviso con el número del envío del paquete, el precio que tiene que abonar si quiere que Correos sea su representante ante la aduana y una bonita nota con una dirección de correo electrónico para que si desea realizar el autodespacho online mande un email a dicha dirección. Los datos a aportar en dicho email son el DNI, el número de teléfono y el número del aviso amarillo de llegada (VEGA) para recibir instrucciones y el número de Declaración Sumaria y Partida. Por lo tanto el procedimiento es el siguiente:

  1. Correos me manda un aviso.
  2. Mando un mail al CTA, Centro de Tramitación Aduanera, de Correos (Grupo Sepi) para que me proporcionen el número de Declaración Sumaria y Partida.
  3. El Grupo Sepi me responde, normalmente pasados un par de días, con el número de Declaración Sumaria y Partida.
  4. Realizo el trámite online y abono los impuestos correspondientes.
  5. Les envío mediante mail al Grupo Sepi, el documento de justificante de levante para importación.
  6. Si soy espabilado y no quiero tener que ir a la oficina de Correos, les envío la carta de pago para que liberen mi paquete/mercancía y lo pasen a reparto (ya que este punto no se especifica en ningún lado).
  7. Correos libera mi paquete y me lo llevan a casa, le tengo que abonar 4,72 € al cartero en concepto de administración y factaje.

Evidentemente todo este proceso no se realiza en uno o dos días, puede llevar más de una semana con los tiempos de espera.

También tenemos la variante de que en vez de que el paquete esté en el CTA esté en la oficina de Correos del municipio del destinatario. En este caso el trámite es igual excepto a la hora de recoger el paquete ya que algunos usuarios se han encontrado con las siguientes situaciones:

  • Desconocimiento absoluto del funcionamiento del autodespacho por parte de los empleados de la oficina (prácticamente tienen la impresión de que les quieres atracar).
  • Si no está el director de la oficina no se entrega el paquete por realizado que esté el trámite aduanero.
  • Estando el director es necesario realizar varias llamadas al Grupo Sepi para confirmar que está liberado y si no lo puede confirmar no se entrega el paquete.

Existe otra variante, el cartero ha pasado a reparto y no ha dejado aviso amarillo de llegada o ni siquiera lo han pasado a reparto y nuestro paquete está en la oficina de Correos cogiendo polvo.

  • En este caso antes de hacer cualquier deberemos desplazarnos a la oficina de Correos y solicitarles un aviso amarillo de llegada, indicándoles el número de seguimiento del envío.
  • Les costará dártelo y se negarán varias veces a hacerlo (no sabemos si por desconocimiento o por conveniencia).

Todo esto si tenemos la suerte de estar en una de las capitales de provincia, si estamos en alguna de las otras islas nos podemos encontrar con situaciones todavía más absurda.

Por ejemplo: paquete esperando en una oficina de Correos de Lanzarote.

  1. Se indica que se quiere realizar el autodespacho online. Al parecer el Grupo Sepi, presente sólo en las capitales de provincia, es quién tiene que proporcionar el número de Declaración Sumaria y Partida y necesita el paquete físicamente.
  2. El paquete viaja de Lanzarote a Gran Canaria, tiempo de espera…
  3. El Grupo Sepi envía la información al destinatario del paquete, tiempo de espera…
  4. Se realiza el trámite y se le envía al Grupo Sepi la documentación, tiempo de espera…
  5. Una vez liberado el paquete vuelve a viajar de Gran Canaria a Lanzarote, tiempo de espera…
  6. Entrega al destinatario previo pago de los gatos en concepto de administración y factaje, 4,72 €.

Con respecto al concepto de administración y factaje, añadir que parece que si el autodespacho se hace de forma presencial, como se podía realizar hasta la fecha,  no se aplican los gastos por factaje (TODAVÍA).

En fin, en vista de como “se ha solucionado” el no poder realizar el autodespacho online me pregunto. ¿De verdad las gestiones realizadas por el Gobierno de Canarias han facilitado algo? ¿Por qué tantas dificultades de Correos para dar un buen servicio? ¿Será que les ha dolido perder parte de los ingresos que les proporcionaba la realización de los trámites aduanero? ¿Qué pasa con los paquete de bajo valor, inferior a 22 €? Estos artículos están exentos de impuestos pero necesitan de los trámites aduaneros. Un paquete de 5€ que se vea “incrementado” con 4,72 € por gastos en concepto de administración y factaje o por 6,60 € si es Correos quién hace este DUA de bajo valor no parece facilitar las cosas al ciudadano.

Desde mi punto de vista parece que ha sido peor el remedio que la enfermedad.

El fruto de la colaboración entre La Agencia Tributaria y la Consejería de Economía, Hacienda y Seguridad del Gobierno de Canarias, en coordinación con la Secretaría de Estado de Comercio del Ministerio de Economía parece que está más bien podrido…

Inspirado en el artículo de Autodespachocanarias.com.

Autor sin avatar

Pablo Padrón

Aficionado al powerlifting y la halterofilia y apasionado del entrenamiento de la fuerza y la nutrición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.