¿Refrescos de cola light o zero en una dieta para adelgazar?

Lo de la Coca-Cola, Pepsi y demás refrescos de cola me tiene alucinada, imagínate que llego a tu casa con un “brebaje color marrón” y te digo que lo pruebes sin decirte que es, si me conoces y confías en mí lo probarás independientemente de que “mi brebaje” te guste o no, pero ¿cuanto tiempo serías capaz de seguir tomándotelo tranquilamente sin saber como lo he hecho? ¿Estarías confiado cuando lo tomases si me niego a decirte como lo he preparado o cuales son exactamente sus ingredientes?

Mis padres me criaron con Coca-Cola, algún lumbreras les dijo que era buena para la digestión y allí me tuvieron enganchada al dulce veneno, no me dejaban beber café o té porque eran excitantes. Estos fueron y son los resultados de creer lo que dicen sin contrastar informaciones y si quien te lo dice lleva una bata blanca y lleva una tarjeta de identificación donde puedes leer la palabra “médico”, entonces ya puede por las noches dedicarse a adorar a satán que para ti su palabra es la ley.

Una madre y su hija pequeña bebiendo refrescos de cola juntasLo importante de una dieta es que te ayude a estar en buena forma física y mental, esto es: sano. La talla es una cuestión secundaria pues una persona sana con un metabolismo funcionando de forma eficiente estará naturalmente delgada. Por eso me inquietan esas dietas en las que el objetivo es adelgazar, al precio que sea y algunas de esas dietas incluyen entre sus “buenos” consejos el que consumas toda la Coca-Cola Ligth (Diet Coke) o Zero o Pepsi Light que quieras, y además como aún hay personas que cuentan calorías te convencen diciendo que tienen menos de una caloría, ¿y de veras crees que eso no va a tener consecuencias a corto, medio y largo plazo?

El abuso de las bebidas light con gas, da lugar a varios problemas, sobre todo relacionados con el metabolismo y la función del calcio en el organismo. Los “refrescos” de cola contienen ácido fosfórico, que altera la absorción de calcio en el hueso pudiendo llegar a provocar problemas de densidad ósea. Y su composición incrementa la disolución del esmalte de los dientes. Su consumo habitual en cantidades elevadas tienen efecto desmineralizante del hueso y es un enlace directo a la descalcificación y osteoporosis [1]. Pero no lo confundas con el fósforo presente en carnes, huevos y marisco, ese es necesario e imprescindible.

Recordemos que estas bebidas si bien carecen de azúcar y por eso son light, no están exentas de tener otro tipo de aditivos que no son precisamente beneficiosos para la salud como la cafeína, que en altas concentraciones puede provocar estrés en los riñones taquicardias y ansiedad.

Y si hablamos de los edulcorantes, el aspartamo es de los más controvertidos, aunque en los refrescos se encuentra en niveles de 3 a 6 veces inferiores al máximo permitido. Hace más de 40 años que se realizan estudios e investigaciones destinados a comprobar la seguridad del aspartamo y su metabolismo. Existen más de 1200 estudios publicados entre 1973 y 2014 [2]. Los datos actuales que ofrece la EFSA descartan posibles riesgos asociados con el consumo no solo de aspartamo, sino también de tres constituyentes de este edulcorante: fenilalanina, metanol y ácido aspártico.

Los estudios sólo concluyen en que existen indicios que lo relacionan con dolores de cabeza, ataques de pánico, taquicárdias y mareos y un gran etcétera, pero en lugar de prohibirse, se fija una ingesta diaria admisible (IDA) de 40 mg/kg de peso corporal/día es segura para el consumidor. The Coca-Cola Company y PepsiCo Inc. obviamente no están interesadas en poner en riesgo su gallina de los huevos de oro.

La EFSA lo ejemplifica de la siguiente manera: un adulto de unos 60 kilos tendría que llegar a beber hasta 12 latas al día de 330 ml de refresco todos los días de su vida. La pregunta es: Qué necesidad existe de consumir bebidas edulzadas con aspartamo en lugar de con Stevia, si esta última ha demostrado ser más segura e incluso beneficiosa y es mucho más natural.

El aspartamo a día de hoy ya está bastante sentenciado por la opinión pública y está relacionado con la diabetes, hipertensión, fallo renal, infartos, osteoporosis, aumento de la mortalidad, aumento de la probabilidad de desarrollar cáncer, etc. Lo que ocurre es que aún no existe una sólida evidencia que lo relacionen directamente (o eso nos hacen creer) con estos problemas como para su total prohibición, además de que a dosis bajas puede presentar ausencia de toxicidad, lo que no implica que sea inocuo para la salud. Al ser muy difícil demostrar sus efectos negativos sobre la salud a largo plazo nos pueden usar como cobayas para probarlo mientras pasan algunas generaciones como sucedió con el tabaco y si ya aplicamos el principio de equivalencia sustancial ni te cuento. Más sobre esto en: “Los edulcorantes artificiales se asocian con fallo renal, diabetes, obesidad, incremento de la mortalidad…

Posiblemente cualquiera de las sustancias a las que estamos expuestos diariamente resulte insignificante e inofensiva por sí sola. Pero si juntamos todas (multicausalidad), la acumulación de tantas sustancias aumentando cada una de ellas un poquito el riesgo de padecer alguna enfermedad probablemente desembocará tarde o temprano en alguna manifestación clínica.

Otro aditivo es el benzoato de potasio usado como conservante (E212) que combinado con ácido ascórbico (vitamina C) y dependiendo de la luz y calor pueden formar benceno, una sustancia cancerígena, por supuesto está totalmente desaconsejado en la alimentación infantil. [3-6]

Además, este tipo de refrescos son bastante adictivos, se les conoce como “metadona del azúcar”, porque es exactamente lo mismo pero más suave y realmente da igual que tenga o no calorías, el gusto dulce hará que te apetezca tomar cosas dulces y seguramente no te apetecerá fruta, lo que te va a apetecer es comida basura y dulces en general, fíjate la próxima vez que tomes una y no es de extrañar que este tipo de bebidas sean las habituales de las personas con sobrepeso. Por no hablar de las flatulencias que producen las aguas carbonatadas.

Una lata de cola una vez al día o de vez en cuando no va a matarte, pero siguiendo los consejos de esas dietas donde tomas todas la bebidas de cola light que quieras adelgazarás seguramente pero adelgazarías de manera más sana y rápida si no tomases este tipo de “brebajes color marrón”.

Si quieres algo light de verdad bebe un vaso de agua, un té frío con limón o cualquier otra infusión en lugar de este tipo de bebidas, calmarán tu sed, no te aportarán calorías y sí unos minerales muy preciados.

Como conclusión, lo mejor que Coca-Cola y empresas similares pueden hacer por ti y por el medio ambiente es reciclar sus envases para hacer sillas como estas:

Sillas a partir del reciclado de latas y botellas de Coca-Cola

Artículo original: ¿Refrescos de cola light o zero en tu dieta para adelgazar? – megustaestarbien.com

Referencias

  1. Tucker KL, Morita K, Qiao N, Hannan MT, Cupples LA, Kiel DP. Colas, but not other carbonated beverages, are associated with low bone mineral density in older women: The Framingham Osteoporosis Study. Am J Clin Nutr. 2006 Oct;84(4):936-42.
  2. Resultados de una búsqueda realizada en PubMed mediante el término “aspartame”.
  3. Zengin N, Yüzbaşıoğlu D, Unal F, Yılmaz S, Aksoy H. The evaluation of the genotoxicity of two food preservatives: sodium benzoate and potassium benzoate. Food Chem Toxicol. 2011 Apr;49(4):763-9. doi: 10.1016/j.fct.2010.11.040. Epub 2010 Dec 3.
  4. Sorahan T, Kinlen LJ, Doll R. Cancer risks in a historical UK cohort of benzene exposed workers.  Occup Environ Med. 2005 Apr;62(4):231-6.
  5. J Beach and I Burstyn. Cancer risk in benzene exposed workers. Occup Environ Med. Jan 2006; 63(1): 71–72. PMCID: PMC2078019.
  6. Huff J. Benzene-induced cancers: abridged history and occupational health impact. Int J Occup Environ Health. 2007 Apr-Jun;13(2):213-21.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.