Cómo conseguir que tu chica entrene (Joy Victoria)

Todos hombres ansían tener una confidente sexy, segura de sí misma y en forma en sus brazos. Si quieres ayudar a tu novia o esposa a transformar de manera efectiva su cuerpo, pero no sabes por dónde empezar, entonces no busques más.

Chica haciendo flexiones

El primer paso es saber a que te vas a enfrentar antes de lograrlo. Prácticamente todo lo que se ha escrito en los medios tradicionales sobre el ejercicio “para mujeres” les sentencia a meterse en la sala de cardio  con tobilleras lastradas, listas para tonificarse (Pump & Tone).

Esto puede conducir a un conflicto considerable para tu chica, el primer día cuando la guíes hacia la imponente jaula de sentadillas y empieces a añadir peso. Así que ya que estamos tratando con mujeres, vamos a empezar con estas “consideraciones emocionales”.

1. Haz un plan y sírvele de apoyo

Un buen apoyo es una mezcla entre práctico y emocional. Al principio será difícil para tu chica comprometerse con el entrenamiento y coger el hábito, por lo que para conseguir que tenga éxito a largo plazo,  debes ayudarla a resolver ciertos aspectos prácticos.

Ella necesitará un plan para optimizar sus recursos, horario y dinero. Haz tu apoyo tan visceral como sea posible y reduce el número de “excusas” disponible.

La ventaja es que, al hacer esto también estarás haciéndole saber que te preocupas por ella, su felicidad y los beneficios que le reportará el cuidado de su cuerpo. Ambas bases de apoyo serán de esta forma totalmente cubiertas.

Chica entrenando

Que debes hacer

  • Siéntate con ella y encuentra tiempo para hacer ejercicio. Planifica y mantén ese momento sagrado. El tiempo es la excusa más grande – no dejes que la utilice.
  • Págale la cuota del gimnasio , cómprale una nueva bolsa de deporte o un par de prendas para el entrenamiento. Estos detalles pueden ser parte de la inversión, la inversión refuerza el compromiso.
  • Ve con ella al gimnasio y entrenen juntos, o sugiérele formas para encontrar una compañera de entrenamiento. Esto es importante sobre todo al principio, cuando ella no sabe bien lo que está haciendo.

Que no debes hacer

  • Decirle de empezar a entrenar, pero no ayudarla con un plan.
  • Dejar de lado su técnica en la ejecución de los ejercicios y la forma de estructurar sus entrenamientos.
  • Ponerte impaciente cuando ella no sabe hacer algo o no comprende tus explicaciones. Enséñale.

El objetivo es hacer de esto un cambio en el estilo de vida. El gimnasio es ya una parte de tu vida – tienes una bolsa de deporte, le dedicas tiempo antes o después del trabajo y cosechas los beneficios.

Hazlo una parte de su vida también. Tener a alguien al lado apoyándonos, nos hace a todas sentirnos arropadas y satisfechas, esto nos vuelve cariñosas y receptivas. Y te hará verte como un caballero grande y malo de armadura resplandeciente.

2. Dale un poco de motivación externa para que pueda construir su motivación interna

Hay dos tipos de motivación a considerar.  La motivación controlada o externa que proviene de fuentes externas. Este tipo de motivación es la mejor para poner en marcha el proceso.

Por otro lado, la motivación autónoma o interna proviene de la convicción personal, la típica frase motivadora “lo hago por mí”. Ese es el tipo de motivación que queremos lograr a largo plazo, pero se necesita tiempo para que se desarrolle.

Dominadas femeninas

La mejor forma de hacerlo es añadir recursos extrínsecos  a medida que va progresando para darle algo por lo que esforzarse empleando estrategias de “recompensa”.

Las recompensas no significan necesariamente cosas materiales que debas regalarle, sino reconocerle los trabajos bien hechos o proezas conseguidas, la promesa de mejor sexo y más salvaje, decirle lo increíble que se va a ver o lo celosa que sus amigas se pondrán al verla.

No todo el mundo puede  ser motivado de la misma forma exactamente, pero no somos tan diferentes.

Entonces, ¿qué motiva a una mujer?

  • Pensar que ella es sexy y deseable.
  • Evitar la vergüenza (indistintamente de si es una persona reservada) de un cuerpo obviamente poco saludable y atractivo.
  • La confianza que proporciona verse y sentirse bien. Todo parece más fácil y posible cuando crees que te ves bien.
  • Implicaciones del ego. Si ve a otras mujeres como ella que pueden hacerlo y parecen impresionantes, ¿por qué ella no?
  • “Hazlo por mí.” Recuérdale lo mucho que aprecias su actitud cuando se ve y se siente bien, lo atractivo que su cuerpo puede llegar a ser, un poco de esta estrategia puede hacer maravillas.

Sólo el acto de hacer ejercicio (con independencia de la cantidad) tiene un impacto en la confianza sobre la imagen corporal y la relación entre los dos está bien establecida por la investigación. Con una mayor confianza llega un cargamento entero de otros buenos “efectos secundarios”. Pero para obtener esos beneficios, tiene que empezar.

Que debes hacer

  • Recuérdale que llevar a cabo una sesión de ejercicios sienta muy bien. Elógiala por su esfuerzo y lo que consiga a través del entrenamiento y por lograr lo que se propuso hacer.
  • Ayúdale a establecer metas númericas en sentadillas con su propio peso, haciendo dominadas, etc.
  • Conviértete en su socio. Ella no está sola en esto, están juntos en esto.

Que no debes hacer

  • Compararla con otra persona. Mantente alejado de las comparaciones, incluso de las que puedan ser “positivas”.
  • Estar constantemente comentándole sobre los cuerpos de otras chicas, incluso si estás tratando de hacerlo con buenas intenciones “motivadoras”.
  • Hablarle acerca de como era su físico antes. Mantén el enfoque en lo que está consiguiendo ahora.

3. Enfatiza en el entrenamiento con pesas

Esto proporcionará enormes beneficios generales, sobre todo si es delgada pero flácida.  Lograr que las mujeres entrenen correctamente sin tener en cuenta toda la desinformación es un gran paso. Así que ella ya tiene el horario previsto y la has convencido de no tenerle miedo a entrenar con pesas,  ¿qué es lo siguiente?

Peso muerto chica guapa

Que debes hacer

  • Asegúrate de que el gimnasio cuenta con el equipamiento de entrenamiento adecuado o invierte en equipamiento de hogar. Las mujeres no necesitan nada “especial”. Barras y mancuernas son suficientes.
  • Enséñale la técnica apropiada para realizar las sentadillas,  el peso muerto, el peso muerto rumano, el press de banca y el press de hombros. Muéstrale también como debe hacer los ejercicios auxiliares o de asistencia.
  • Facilítale un programa de entrenamiento a seguir, como los que se describen a continuación. Explícale por qué el entrenamiento con pesas le beneficiará. Esculpir su cuerpo (lo que ella llama “tonificar”) con pesas va a hacer más por ella que largas horas de cardio.

Dependiendo de lo bien que puedas satisfacer sus inquietudes, anímale a hacer un poco de investigación. Las mujeres que entrenan con pesas, controlan su dieta y son constantes, tienen la mejor composición corporal. Muchas mujeres se sorprenden al oír esto.

Recuerda que la mayoría de las mujeres piensan que las sesiones en la elíptica y la cinta de correr y los circuitos de máquinas a altas repeticiones son el camino a seguir.

Que no debes hacer

  • Dejarla abandonada cerca de las mancuernas con vagas y confusas instrucciones. Sin saber cómo hacer algo y con temor de parecer una principiante podría afectar negativamente a su entusiasmo para empezar, o incluso acabar con él por completo.
  • Confundirla con demasiadas ideas acerca de técnicas avanzadas de entrenamiento. Ella tiene que empezar por los cimientos: movimientos compuestos y básicos, sobrecarga progresiva y constancia.
  • Mostrarle fotos de chicas “normales” muy atractivas que entrenan duro pero sin renunciar a su vida.

Todas las mujeres pueden comenzar con los levantamientos básicos (o variaciones más fáciles de ellos), y trabajar y aprender a partir de ahí. Lo que resulta importante al principio es mantener el tiempo bajo tensión necesario para reclutar más fibras musculares, y practicar los ejercicios para asimilar los patrones de movimiento.

Trabajar con frecuencia los ejercicios básicos compuestos añadiendo algo de trabajo de asistencia junto con algunos circuitos HIIT o sprints, producirá los mejores resultados. Construye su base de fuerza para activar su sistema neuromuscular y estimular el crecimiento antes de tocar el violín con una complicada planificación o empezar con “periodizaciones” y “divisiones”.

Antes de empezar con el programa, explícale un poco los conocimientos básicos. Esto puede parecer información que cualquiera sabe, pero muchas mujeres son completamente novatas y desconocen los principios y reglas básicas de la sala de entrenamiento.

Enséñale:

  • Cuánto pesan las diferentes barras y cómo contabilizar el peso (es decir, se incluye el peso de la barra en el total, lo que son las series y las repeticiones, etc.).
  • Cómo cargar y descargar las discos correctamente y con facilidad. Cómo se llaman las diferentes barras (barra recta, barra EZ, barra hexagonal (trap bar), etc.)
  • Terminología básica, tal como el significado de inclinado, declinado, supinación, pronación y agarre mixto.
  • Haz hincapié en las ganancias de fuerza como medio para determinar el progreso, no las agujetas, el dolor, ni la cantidad de sudor (falsas medidas muy extendidas que pueden truncar el progreso).
Páginas 1 2

Últimos comentarios

  1. Gonzalo Martin

    Genial lo que has escrito.

  2. Carlos

    espectacular tus recomendaciones!

  3. Mª José

    Pero… esto va en serio? Lo mejor que tiene este artículo es que ayuda a tonificar el suelo pélvico, a base de aguantar la risa que da.
    Para acumular tanto machismo también hay que entrenar mucho, o sale así de forma natural?
    Una lástima, después de haber leído un par de artículos creía haber encontrado una fuente fiable de información, pero esto me ha dejado ojiplática!!

    • RealFitness

      Lo siento, este artículo no es de los mejores, sí, casualmente está escrito por una mujer… pero bueno en realidad hay que quedarse con lo bueno. Se que muchas cosas suenan un poco rancias…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.