Descubren altas cantidades de herbicida glifosato en la miel

Miel y abejas
Investigadores del centro Abraxis de Pennsylvania junto a la Universidad de Boston han presentado un informe que muestra evidencias del herbicida “glifosato” en altas cantidades en productos alimenticios como la miel y los productos de soja y maíz comprados en Philadelphia, Estados Unidos. Los resultados mostraron que la miel de los países que permiten los cultivos transgénicos contiene mucho más glifosato que los países que limitan o prohíben el cultivo de transgénicos.

El análisis mostró cantidades elevadas de este herbicida, esto sugiere que otros alimentos cuyos resultados fueron negativos podrían contener glifosato pero a niveles por debajo del límite mínimo.

Los resultados más impactantes se encontraron en la miel:

De las 69 muestras de miel analizadas mediante el método ELISA, 41 muestras (59% del total) tenían concentraciones de glifosato superiores al límite de cuantificación (LOQ), con un rango de concentración entre 17 y 163 ppb y una media de 64 ppb. Aún más escalofriante fue que de 11 muestras de miel orgánica, 5 de ellas (45% del total) contenían glifosato en concentraciones superiores al LOQ entre 26 y 93 ppb y una media de 50 ppb.

Henry Rowlands, Director de Pulso Sostenible, afirmó:

Esta triste noticia muestra cuán generalizado es el glifosato en nuestra comida. Con el aumento de los cultivos cada vez es más difícil de evitar su presencia en nuestras comidas. Si le preguntas a cualquier persona si permitirían los niveles de químicos tóxicos como el glifosato en sus cuerpos la respuesta, por supuesto, siempre será no. Es un hecho que el proceso científico y normativo no puede evidenciar niveles “seguros” para estos productos químicos.

Además de la comparación del método de producción (convencional y ecólogico), los resultados de la miel fueron evaluados de acuerdo al país de origen del polen. Los resultados mostraron que la miel de los países que permiten los cultivos genéticamente modificados (GMO) contenía mucho más glifosato que los países que limitan o prohíben el cultivo de transgénicos.

El glifosato también se ha encontrado en la leche materna de mujeres estadounidenses analizadas. Esto puede llegar a ser un gran problema, ya que los bebes recien nacidos son mucho más sensibles a este tipo de compuestos químicos y ello puede derivar en el desarrollo de muchas enfermedades a corto y largo plazo.

Estudio:
Rubio F, Guo E, Kamp L (2014) Survey of Glyphosate Residues in Honey, Corn and Soy Products. J Environ Anal Toxicol 5:249. doi:10.4172/2161-0525.1000249 (PDF)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.