La exposición prenatal al DDT, factor de riesgo de cáncer de mama

Pesticidas DDT y otrosLas mujeres que estuvieron expuestas a niveles más altos del pesticida DDT en el útero eran casi cuatro veces más propensas a ser diagnosticadas con cáncer de mama en la edad adulta que las que estuvieron expuestas a niveles más bajos antes del nacimiento, según un nuevo estudio publicado en Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism. Una forma más estrogénica de DDT que se encuentra en el DDT comercial (o,p’-DDT) era en gran parte responsable de este hallazgo.

A pesar de que fue prohibido por muchos países en la década de 1970, el DDT sigue estando de forma generalizada en el ambiente y se sigue utilizando en África y Asia. Muchas mujeres que estuvieron expuestas a este pesticida en el útero, en la década de 1960, cuando se usó ampliamente en Estados Unidos, ahora están llegando a la edad de mayor riesgo de cáncer de mama.

El DDT fue uno de los primeros disruptores endocrinos reconocidos, según la guía de introducción a los productos químicos disruptores endocrinos publicada por la Sociedad de Endocrinología. El DDT y plaguicidas relacionados pueden imitar e interferir con la función de las hormonas femeninas o estrógenos. Estudios anteriores han encontrado que la exposición al DDT está vinculada a defectos de nacimiento, reducción de la fertilidad, hipertensión arterial, aumento del riesgo de diabetes tipo 2. [1-6]

“Este estudio de 54 años es el primero en proporcionar evidencia directa de que la exposición a químicos para las mujeres embarazadas pueden tener consecuencias de por vida para sus hijas en relación al riesgo de cáncer de mama”, afirma uno de los autores del estudio, Barbara A. Cohn, del Instituto de Salud Pública en Berkeley, California, Estados Unidos. “Los químicos ambientales son sospechosos desde hace tiempo de provocar cáncer de mama, pero hasta ahora, han sido pocos los estudios en humanos que respaldan esta idea”, añade.

Pestcida DDT siendo rociado sobre la modelo Kay Heffernon para demostrar que no contaminaría sus alimentos en Jones Beach, Nueva York 1948

El análisis de casos y controles prospectivo, siguiendo a las hijas de las mujeres que participaron en el “Estudio para el Desarrollo y la Salud Infantil” (CHDS, por sus siglas en inglés) durante 54 años desde el útero. En el CHDS se estudiaron 20.754 embarazos entre las mujeres que eran miembro del Plan de Salud de la Fundación Kaiser desde 1959 hasta 1967. Las participantes del CHDS dieron a luz a 9.300 hijas durante ese periodo [7].

Para el trabajo publicado en el JCEM, los científicos utilizaron los registros estatales y un estudio de las hijas mayores de las participantes en CHDS para determinar cuántas fueron diagnosticadas con cáncer de mama a la edad de 52 años. Para determinar los niveles de exposición al DDT en el útero, los autores analizaron muestras de sangre almacenadas gracIas al CHDS para medir los niveles de DDT en la sangre de la madre durante el embarazo o en los días inmediatamente posteriores al parto. [8]

Los investigadores midieron los niveles de DDT en las madres de 118 mujeres que fueron diagnosticadas con cáncer de mama. Los científicos identificaron a 354 hijas que no desarrollaron cáncer para emplearlas como controles y analizaron la sangre de sus madres para compararla.

Anuncio de DDT hace 50 años

Los investigadores encontraron que independiente de la historia de la madre de cáncer de mama, los niveles elevados de o,p’-DDT en la sangre de la madre se asociaban a un aumento de casi cuatro veces en el riesgo de la hija de padecer cáncer de mama. Entre las mujeres que fueron diagnosticadas con cáncer de mama, el 83% tenía cáncer de mama con receptores de estrógeno positivos, una forma de cáncer que puede recibir señales de la hormonas femeninas o estrógenos para promover el crecimiento del tumor.

Los investigadores también determinaron que la exposición a niveles altos de o,p’-DDT se vinculaba con mujeres que son diagnosticadas con una etapa más avanzada de cáncer. Además, hallaron que las mujeres con mayor exposición a o,p’-DDT eran más propensas a desarrollar cáncer de mama HER2 positivo, en donde las células cancerosas tienen una mutación genética que produce un exceso de una proteína específica. Estudios de investigación básica en los que las células de cáncer de mama se expusieron al DDT han encontrado que el plaguicida activa la proteína HER2 [9].

“Este estudio exige un nuevo énfasis para encontrar y controlar las causas ambientales del cáncer de mama que actúan en el útero -dice Cohn-. Nuestros hallazgos deberían impulsar estudios clínicos y de laboratorio adicionales que puedan conducir a la prevención, detección temprana y tratamiento del cáncer de mama asociado con DDT en las muchas generaciones de mujeres que estuvieron expuestas en el útero. También continuamos buscando más productos químicos para ver qué puede afectar al riesgo de cáncer de mama entre los participantes en el estudio”.

Fuente: Infosalus.com

Referencias

  1. Barbara A. Cohn, Mary S. Wolff, Piera M. Cirillo, and Robert I. Sholtz. DDT and Breast Cancer in Young Women: New Data on the Significance of Age at Exposure. Environ Health Perspect. 2007 Oct; 115(10): 1406–1414. Published online 2007 Jul 24. doi: 10.1289/ehp.10260 PMCID: PMC2022666 Research
  2. Evanthia Diamanti-Kandarakis, Jean-Pierre Bourguignon, Linda C. Giudice, Russ Hauser, Gail S. Prins, Ana M. Soto, R. Thomas Zoeller, and Andrea C. Gore. Endocrine-Disrupting Chemicals: An Endocrine Society Scientific Statement. Endocr Rev. 2009 Jun; 30(4): 293–342. doi: 10.1210/er.2009-0002 PMCID: PMC2726844
  3. La Merrill M, Cirillo PM, Terry MB, Krigbaum NY, Flom JD, Cohn BA. Prenatal exposure to the pesticide DDT and hypertension diagnosed in women before age 50: a longitudinal birth cohort study. Environ Health Perspect. 2013 May;121(5):594-9. doi: 10.1289/ehp.1205921. Epub 2013 Mar 12.
  4. Cohn BA, Cirillo PM, Wolff MS, Schwingl PJ, Cohen RD, Sholtz RI, Ferrara A, Christianson RE, van den Berg BJ, Siiteri PK. DDT and DDE exposure in mothers and time to pregnancy in daughters. Lancet. 2003 Jun 28;361(9376):2205-6.
  5. Cohn BA, Wolff MS, Cirillo PM, Sholtz RI. DDT and breast cancer in young women: new data on the significance of age at exposure. Environ Health Perspect. 2007 Oct;115(10):1406-14.
  6. Kezios KL, Liu X, Cirillo PM, Cohn BA, Kalantzi OI, Wang Y, Petreas MX, Park JS, Factor-Litvak P. Dichlorodiphenyltrichloroethane (DDT), DDT metabolites and pregnancy outcomes. Reprod Toxicol. 2013 Jan;35:156-64. doi: 10.1016/j.reprotox.2012.10.013. Epub 2012 Nov 9.
  7. van den Berg BJ, Christianson RE, Oechsli FW. The California Child Health and Development Studies of the School of Public Health, University of California at Berkeley. Paediatr Perinat Epidemiol. 1988 Jul;2(3):265-82.
  8. Cohn BA, La Merrill M, Krigbaum NY, Yeh G, Park JS, Zimmermann L, Cirillo PM. DDT Exposure in Utero and Breast Cancer. J Clin Endocrinol Metab. 2015 Aug;100(8):2865-72. doi: 10.1210/jc.2015-1841. Epub 2015 Jun 16.
  9. Johnson NA, Ho A, Cline JM, Hughes CL, Foster WG, Davis VL. Accelerated mammary tumor onset in a HER2/Neu mouse model exposed to DDT metabolites locally delivered to the mammary gland. Environ Health Perspect. 2012 Aug;120(8):1170-6. doi: 10.1289/ehp.1104327. Epub 2012 Apr 18.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.