Sobreentrenamiento: ¿una mítica chorrada? (Jason Ferruggia)

¿Quieres la respuesta corta? No, no lo es. El sobreentrenamiento es real y existe pero para alcanzar realmente un verdadero estado de sobreentrenamiento es mucho más difícil de lo que la mayoría de la gente piensa.

Nosotros, en la industria del fitness usamos este término porque es fácil de comprender y nos ayuda a guiarte en la dirección correcta.

Sobreentrenamiento pesas

Los individuos delgados que responden poco al entrenamiento  en realidad no necesitan tener miedo a sobreentrenamiento cuando están comenzando porque este les pone en el camino correcto. Nosotros no queremos que estos chavales hagan 300 series en una semana entrenando durante 2 horas al mismo ritmo. Esto seguro que no funciona. No al principio, al menos. Sin embargo luego las reglas cambian.

La gente parece tener el concepto erróneo de que su capacidad de recuperación empeora a medida que envejece. Claro, este será el caso de muchos de los que no se preocupan de sí mismos pero los renegados no viven este tipo de vida disciplinada.

Si estas entrenado correctamente, comiendo lo que debes y descansando tal y como debes tu capacidad de recuperación debería mejorar, no empeorar. Tu capacidad de trabajo ahora debería ser mayor que la de hace 3 años. Eso significa que puedes aguantar más entrenamiento y recuperarte rápidamente de él. Con mi vieja capacidad de trabajo (cero), yo estaba condenado a ser una persona con dificultades para ganar músculo de por vida ya que solo podía aguantar 3 entrenamientos de 30 minutos por semana o me sentía hecho polvo.

Entonces le eché huevos y me di cuenta de que nadie había llegado a ninguna parte con esa cantidad de entrenamiento semanal.

Cualquier culturista de élite, powerlifter, competidor de fuerza o atleta de alto nivel en la historia había entrenado menos de 4 días a la semana. Cuando agregas recuperación activa, trabajo de velocidad, acondicionamiento, etc. Acabas con entre 6 y 12 entrenamientos.

Así que poco a poco e inteligentemente fui aumentando mi carga de trabajo semanal. Al hacer esto de una manera muy deliberada y bien pensada llegue a un punto, al que en mis treinta y tantos años, puedo hacer tres o hasta cinco veces el volumen semanal que solía hacer y me recupero totalmente de estos sin problemas.

Sobreentrenamiento letal

Yo puedo acondicionarme o hacer algún entrenamiento de yoga o de movilidad por la mañana y entrenar por la tarde entre 5 y 6 días sin problema.

Para mi entrenar es una forma de liberar estrés.

Entrenar me mantiene sano y centrado, ayuda a mi productividad, mejora mi estado de ánimo y es jodidamente divertido. Es una de mis actividades favoritas a realizar.

Así que no hay manera de que NO vaya a entrenar con frecuencia. Incluso si tuviera resultados garantizados si dejara de hacerlo. Mi vida entera sufriría. Para mí esto es más importante que el peso de la barra, lo creas o no.

Sólo el acto de entrar allí, luchando y empujándome al límite me hace sentir más vivo y mejora todos los aspectos de mi vida.

La gente está buscando siempre excusas y la forma más fácil de librarse. Quieren que se les diga que más de un par de entrenos cortos por semana es más de lo que pueden manejar. Y, si, es un gran argumento de venta.

Pero la verdad es que necesitas más que eso si lo que quieres es el tipo de resultados que hace que la gente se siente y tome nota. Solo recuerda ser inteligente y aumentar su volumen de entrenamiento semanal lentamente, en el transcurso de los meses, no días.

Esto es un deporte de mejoras a largo plazo.

Nota para novatos y personas con dificultades para aumentar su masa muscular que luchan por abrirse camino. Necesitas empezar con un volumen más bajo, una rutina de 4 días por semana antes de que seas capaz de tolerar más cantidad de trabajo. No interpretes mal lo que acabo de escribir y corras con ello en la dirección equivocada. Todo a su debido tiempo, amigos míos… todo a su debido tiempo.

Artículo original en inglés:
Is Overtraining Just Some Mythical Bullsh*t? (Jason Ferruggia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.