3 gr de ácido D-aspártico elevan los niveles de testosterona un 40%

Molécula ácido D-aspárticoTomar un suplemento basado en un aminoácido naturalmente presente en el cuerpo aumenta la producción de la hormona mensajera LH  y la testosterona – constructora de músculo – en la glándula pituitaria y los testículos, mediante la mejora de la producción celular de moléculas de señalización que controlan la secreción de LH y testosterona.

El ácido D-aspártico se forma cuando la enzima aspartato racemasa convierte el ácido L-aspártico en ácido D-aspártico a través de los testículos y otras glándulas. Este aminoácido desempeña un papel fundamental en la fabricación de células de esperma y hormonas sexuales. Es por eso que la empresa farmacéutica italiana Pharmaguida comercializa el aminoácido en productos como Dadavit, dirigido a hombres infértiles.

Los investigadores dieron a un par de docenas de hombres de edades comprendidas entre 27 y 37 una dosis diaria de 3,12 gramos de ácido D-aspártico durante doce días consecutivos. Veinte hombres se les dio un placebo. El nivel de testosterona en los sujetos que recibieron el suplemento se había elevado en un 42% después de los doce días, como muestra el cuadro siguiente. Los niveles de la hormona luteinizante (LH) aumentaron en un 33%.

Resultados ácido D-aspártico

Los italianos estudiaron el mecanismo involucrado en ratas. A las ratas se les administro el aminoácido mediante la disolución del mismo en el agua que bebían. La siguiente figura muestra los efectos de los doce días de administración del suplemento sobre la concentración del aminoácido en la pituitaria y los testículos de las ratas.

Gráfico ácido D-aspártico Gráfica ácido D-aspártico

En la glándula pituitaria, el ácido D-aspártico aumentó la concentración de GMPc (guanosín monofosfato cíclico). El GMPc es una molécula de señalización – o un segundo mensajero – que transfiere mensajes en las células de la pituitaria de otras hormonas mensajeras al ADN. Más GMPc significa más LH. En los testículos, el ácido D-aspártico juega un papel similar con la molécula de señalización AMPc (adenosín monofosfato cíclico), a través de la cual el ácido D-aspártico aumenta la secreción de testosterona.

Fuente del estudio:
Reprod Biol Endocrinol. 2009 Oct 27;7:120.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.