Muchos cosméticos suponen un riesgo para el cáncer de mama y otras enfermedades (James W. Coleman)

Cosmética convencional

Introducción

Algunas pacientes con cáncer de mama experimentan cambios en su aspecto físico de los efectos secundarios de los tratamientos de quimioterapia y radiación. En los EEUU y otros países, defensores de la salud de la mujer han formado alianzas con los hospitales tradicionales, hospitales universitarios, centros de tratamiento del cáncer y la industria cosmética, donde se dan cosméticos gratuitamente para las supervivientes de cáncer de mama. Estos cosméticos gratuitos son proporcionados por organizaciones de la industria cosmética.

En los hospitales, también se imparten clases gratuitas por los cosmetólogos con licencia sobre el uso de maquillaje para mejorar la apariencia y la autoestima de las supervivientes de cáncer de mama. Algunas supervivientes de cáncer de mama se dan cortes de pelo gratuitos y cambios de imagen gratis. Durante la clase, cada participante recibe un kit que contiene una variedad de diferentes tipos de cosméticos.

Debido a que mi interés en el tema es de carácter de salud pública, todos los socios de la industria cosmética participantes rotundamente negaron mis reiteradas solicitudes de muestras cosméticas de sus kits o una lista de los nombres de los elementos de cualquier kit (cartas de rechazo archivadas de los respectivos directores). Kits de maquillaje en los grandes almacenes suelen contener, en diferentes combinaciones, los siguientes productos: espuma limpiadora, niebla cuerpo, loción corporal, eau de toilette o perfume con pulverizador, lápiz labial, crema corporal, crema facial, corporal y gel de ducha, colorete en polvo, perfume en spray, crema para la piel, crema de manos, lápiz de cejas, cremas hidratantes, brillo de labios y pinceles.

La iniciativa de regalar cosmética es muy popular entre las supervivientes de cáncer de mama. He leído los informes de algunas mujeres que viajan más de 320 km de ida y vuelta para asistir a las clases. Artículos glorificados con los testimonios de las supervivientes de cáncer de mama han aparecido en muchos periódicos. En primera instancia, ofrecer cosméticos gratuitos a las supervivientes de cáncer de mama puede parecer un gesto grandioso y benevolente.

Por razones de interés para la salud pública, considero que es prudente revisar la literatura publicada en las principales revistas médicas, incluida la Revista del Instituto Nacional del Cáncer, sobre la carcinogenicidad y los posibles riesgos para la salud asociados con el uso de cosméticos y productos perfumados convencionales en general.

Cáncer de mama

Resultados y discusión

Para comprender y apreciar mejor la información presentada en este documento, creo que un breve tutorial sobre cómo se desarrollan algunos tipos de cáncer de mama puede ser útil.

Estrógenos y cáncer de mama

El estrógeno se produce en varios órganos del cuerpo de una mujer. El papel del estrógeno en el desarrollo de algunos cánceres de mama está bien documentado en la literatura médica. Una representación gráfica y un texto sobre la conexión entre el estrógeno y el cáncer de mama se detallan en el sitio web del Instituto Nacional del Cáncer (NCI) [1].

Brevemente, las células mamarias de algunas mujeres tienen lo que se conoce como receptores de estrógeno (ER). El estrógeno se une a estos receptores y, en presencia de sustancias coactivadoras, ingresa en una célula mamaria. Este complejo de estrógeno-coactivador se adhiere al ADN. El ADN se modifica y hace que la célula mamaria crezca fuera de control y produzca un tumor maligno. Después de la quimioterapia y/o el tratamiento de radiación, las supervivientes de cáncer de mama positivos para receptores de estrógeno (ER+) se tratan con el medicamento tamoxifeno.

Al igual que el estrógeno, el tamoxifeno tiene la capacidad de unirse competitivamente al ER, lo que impide que el estrógeno del cuerpo ingrese a las células mamarias. Por lo tanto, se previene o minimiza una recurrencia de cáncer de mama. Sin embargo, con el tiempo, algunas células mamarias pueden volverse resistentes al tamoxifeno y este medicamento se vuelve ineficaz. Además, las células mamarias que antes eran ER- pueden convertirse en ER+ con el tiempo. O bien, los resultados de las pruebas pueden ser un falso negativo. El estado de ER de una mujer está determinado por las pruebas de laboratorio patológicas utilizadas en relación con el diagnóstico definitivo de cáncer de mama.

Por razones obvias, es deseable que las mujeres con RE+ mantengan una baja concentración de estrógeno en el cuerpo. Esto es especialmente cierto para las supervivientes de cáncer de mama que son fuertemente ER+. Para dar al tamoxifeno una ventaja competitiva durante el tratamiento, algunas supervivientes de cáncer de mama han optado por la extirpación quirúrgica de sus ovarios, los principales órganos productores de estrógeno.

Algunos carcinógenos dependen del estrógeno para entrar en una célula mamaria, donde pueden causar el desarrollo de un tumor maligno. Otros carcinógenos no dependen del estrógeno para que se produzca la malignidad.

Células cancerígenas

Cosméticos convencionales y cáncer de mama

Para retardar el deterioro microbiano, los cosméticos convencionales en los kits de maquillaje contienen conservantes químicos sintéticos conocidos como parabenos (metilo, etilo, bencilo, propilo, butilo, isopropilo o isobutilo). Los estudios han demostrado que los parabenos tienen actividad estrogénica en las células de la mama ER+. Es bien sabido que los ingredientes de los cosméticos convencionales pueden entrar en el torrente sanguíneo a través de la absorción de la piel [2,3].

Antitranspirantes y desodorantes

Hace varios años, se distribuyó información en Internet sobre un vínculo causal existente entre los antitranspirantes, desodorantes y cáncer de mama. Inmediatamente después, los portavoces de las principales organizaciones de cáncer de mama con vínculos financieros con la industria cosmética hicieron declaraciones para desacreditar esa información. Sin embargo, no pudieron citar un solo estudio publicado para apoyar su conclusión.

En 2002, los resultados de un estudio se publicaron en un esfuerzo por responder a la pregunta sobre antitranspirantes y desodorantes. Los investigadores no encontraron ninguna relación entre los antitranspirantes, desodorantes y el cáncer de mama [4]. Sin embargo, mi revisión y análisis en profundidad de ese estudio revelaron que fue fatalmente defectuoso y totalmente inadecuado por cualquier estándar epidemiológico creíble. Sólo 1606 mujeres participaron en ese estudio retrospectivo. Por lo tanto, los factores de confusión no pudieron reconciliarse adecuadamente.

Los resultados de ese estudio se publicaron en el Diario del Instituto Nacional del Cáncer [4]. Cabe señalar que, según los informes, el NCI recibió una subvención de varios millones de dólares de Avon, a pesar de que el Congreso había asignado más millones de dólares de los que la agencia había solicitado. Teniendo en consideración todo esto, las personas racionales no confiarían en los resultados de ese estudio [4].

Diferentes desodorantes

Estudios recientes han demostrado que los desodorantes antitranspirantes contienen conservantes de parabeno con actividad estrogénica. Los conservantes de parabeno promovieron el crecimiento de las células de la mama ER+ en la misma medida que el estrógeno humano [5,6]. No se observó ningún aumento en el crecimiento con células de mama ER- [5,6]. Una publicación científica de 2003 mostró que el bencilparabeno causó un aumento en el crecimiento de dos tipos de células mamarias humanas ER+, pero no en las que eran ER- [7]. La mayoría de los cánceres de seno se desarrollan en el cuadrante superior externo del seno izquierdo. Surge la pregunta, ¿por qué el seno izquierdo? Una explicación plausible es que la mayoría de las mujeres son diestras y, por lo tanto, tendrían una tendencia a aplicar antitranspirantes, desodorantes más pesados ​​en la axila izquierda.

Seguramente, el uso de antitranspirantes que contienen parabeno debe estar contraindicado, especialmente para aquellas supervivientes de cáncer de mama que son fuertemente ER+. Tenga en cuenta que es posible que los fabricantes no siempre incluyan un conservante de parabeno como uno de los ingredientes en una etiqueta de productos antitranspirantes y desodorantes. Este ingrediente podría ser declarado unilateralmente por el fabricante como un secreto comercial de propiedad y luego esconderse en la categoría de “fragancias”. En tal caso, la ley no obligaría al fabricante a incluir el parabeno en la etiqueta del producto.

No tiene ningún sentido en absoluto:

  1. Extirpar sus ovarios quirúrgicamente con fines profilácticos.
  2. Tomar un medicamento supresor de estrógenos (por ejemplo, Femara).
  3. Evitar a conciencia los productos con alto contenido de soja.

Para luego usar un desodorante antitranspirante que contenga parabenos. Este es el equivalente funcional de usar un parche de estrógeno en la axila.

Tener acceso a esta información debe permitir a las mujeres con un pensamiento crítico concluir que el uso de antitranspirantes y desodorantes que contengan que parabenos, es un factor de riesgo para el cáncer de mama. Con demasiada frecuencia, he leído historias tristes de víctimas de lumpectomía que decían: “El cáncer de mama ha vuelto a aparecer en el mismo lugar en mi seno izquierdo”. Tales historias respaldan el viejo refrán: “si sigues haciendo lo mismo, obtendrás los mismos resultados.”

Además de los conservantes de parabenos, los antitranspirantes: los desodorantes contienen ingredientes patentados conocidos colectivamente como fragancias. Las fragancias pueden contener cualquiera de más de 2.000 diferentes productos químicos, incluidos carcinógenos y otros tóxicos, según informes publicados.  Esta cantidad aumenta cada año, siendo ya más de 15.000 sustancias autorizadas en la Comunidad Económica Europea.

Otros cosméticos

Los parabenos también se encuentran en muchos otros cosméticos convencionales que son ampliamente utilizados por niñas y mujeres. Estos incluyen: espuma limpiadora, loción corporal, lápiz labial, crema corporal, crema facial, gel para el cuerpo y la ducha, crema para la piel, loción para las manos, humectantes y brillo de labios. Estos productos también contienen ingredientes patentados que son conocidos productores de estrógenos.

Fragancias de almizcle sintético

Uno de los ingredientes en muchas fragancias de uso generalizado para niñas y mujeres es el almizcle sintético. El almizcle sintético y su metabolito causan la proliferación de un tipo de células mamarias humanas ER+, pero no de las que eran ER- [8]. Una fragancia natural también mostró cierta actividad estrogénica [8]. Es importante tener en cuenta que algunos fabricantes de cosméticos convencionales anuncian que sus productos contienen ingredientes totalmente naturales. Esta afirmación de publicidad podría llevar a suponer que estos productos son, por lo tanto, inofensivos.

Perfumes de mujer

Perfumes

Se ha demostrado con certeza médica que existe una correlación directa entre la cantidad y la frecuencia de consumo de bebidas alcohólicas y el cáncer de mama [9-11]. La mayoría de los perfumes contienen aproximadamente un 80% de alcohol. Hemos aprendido de nuestros estudios que muchas mujeres se rocían perfumes directamente sobre sus senos sobre el pezón, el sitio de un gran porcentaje de cánceres de senos. Ciertos carcinógenos se combinan de forma sinérgica con el alcohol y aumentan los factores de riesgo del cáncer de mama.

Cuando el perfume se rocía o se aplica directamente sobre el pecho, algunas células reciben una dosis de alcohol equivalente a la ingesta de más de 30 copas de vino por día. Esta equivalencia aumenta cuando la mujer va al tocador para “refrescarse” donde se aplica más perfume a su cuerpo. Claramente, esto podría agravar el ataque al tejido mamario junto con los antitranspirantes y desodorantes mencionados anteriormente.

Los perfumes también contienen fragancias patentadas y otros alcoholes que, según se informa, hacen que las células mamarias produzcan estrógenos en cantidades excesivas. Además, los perfumes son conocidos por causar otros problemas de salud. Es de interés señalar que la FDA en su revista para el consumidor de marzo a abril de 2003 incluyó los perfumes y el spray para el cabello como dos factores desencadenantes del asma [12]. Además de lo relacionado con el asma, los perfumes contienen neurotoxinas conocidas y tienen un vínculo causal con otras patologías, como trastornos del sistema nervioso central (SNC), reacciones alérgicas respiratorias, irritación de la piel y los ojos, “visión doble, estornudos, congestión nasal, sinusitis, tinnitus, dolor de oído, mareo, vértigo, tos, bronquitis, dificultad para respirar, dificultad para tragar, anafilaxia, dolores de cabeza, convulsiones, fatiga, confusión, desorientación, incoherencia, etc.

Muchas mujeres experimentan algunas de estas enfermedades durante la quimioterapia y los tratamientos con medicamentos preventivos, y pueden atribuirse erróneamente al medicamento contra el cáncer. Cuando las mujeres toman medicamentos contra el cáncer, a menudo hay cambios en la bioquímica de su cuerpo que pueden exacerbar estas respuestas a las fragancias. Por lo tanto, los síntomas que experimentan pueden deberse a los cosméticos solos o a una combinación de cosméticos y el medicamento contra el cáncer.

Whisky

Algunas fragancias se derivan de la destilación de whiskies

Estas fragancias de whisky se utilizan en la fabricación de perfumes para darles su aroma floral característico. De esta forma, estas fragancias de whisky están presentes en perfumes con una concentración miles de veces mayor que la del whisky original [13]. Las fragancias de whisky entran al cerebro a través de la inhalación o la adsorción de la piel. De esta forma, los receptores en el cerebro se activan y causan adicciones de euforia que cambian el estado de ánimo en humanos y animales experimentales [13-15].

Dependiendo de la estación, las materias primas vegetales utilizadas en la fabricación de whiskies pueden estar contaminadas con aflatoxinas del crecimiento de moho. La aflatoxina está presente en la fragancia del whisky como contaminante. La aflatoxina es un carcinógeno humano bien conocido [16].

Ingredientes adictivos y propiedades narcotizantes de los perfumes

Una escena familiar en un mostrador de cosméticos convencionales en una tienda por departamentos puede ser la de una mujer que realiza el ritual de rociar y oler perfume en su muñeca o antebrazo. El proceso se repite con otra marca o tipo hasta que descubre el aroma que le resulta más agradable. El aroma del perfume provoca cambios instantáneos en la bioquímica del cerebro en el centro de placer. La mayoría de los perfumes contienen un narcótico, y los estudios sugieren que esos cosméticos tienen otros ingredientes adictivos [13-15]. Informes publicados revelaron que los ingredientes del perfume causan una euforia adictiva muy similar a la experimentada con la nicotina o el consumo de alcohol [14]. Esto podría explicar por qué las mujeres van al tocador para “refrescarse” más de una vez al día, es decir, para buscar otra “dosis” de estos compuestos.

El uso de perfumes y productos perfumados está prohibido en instalaciones públicas

Al igual que el humo del tabaco inhalado de forma pasiva, los perfumes y los productos perfumados causan problemas de salud importantes en las escuelas secundarias, los lugares de trabajo y los edificios públicos. Algunas escuelas, lugares de trabajo, edificios públicos e instalaciones públicas han adoptado políticas que prohíben el uso de perfumes y productos perfumados, según informes publicados. Además, algunos restaurantes están rechazando a los clientes que usan perfumes, y los lugares de reunión públicos para conferencias prohíben el uso de productos perfumados en sus instalaciones [17].

Acción legal

Una persona ganó una sentencia monetaria en un tribunal de primera instancia en virtud de la Ley para Estadounidenses con Discapacidades debido a enfermedades sufridas por la exposición pasiva a productos perfumados en el lugar de trabajo. El caso fue confirmado en apelación: Wilbert Bazert v. State of Louisiana, et al State of Louisiana Court of Appeals, 1st Cir. No. 99 CA 2115.

Tinte negro para el cabello

Tintes para el cabello

Un estudio realizado por investigadores de la American Cancer Society ha demostrado una asociación positiva entre el uso de tintes negros para el cabello y el linfoma no Hodgkin mortal y el mieloma múltiple [18]. Aunque se observaron algunas inconsistencias, un metaanálisis realizado por investigadores de la Universidad Johns Hopkins mostró un vínculo positivo entre el uso de tintes permanentes  para el cabello y la enfermedad de Hodgkin, el linfoma no Hodgkin, los linfomas no clasificados y el mieloma múltiple [19].

Retiros gratuitos para supervivientes de cáncer de mama

Además de la solidaridad y la entrega de los cosméticos gratuitos mencionados anteriormente, a las supervivientes de cáncer de mama se les sirven copas de vino, financiados con dinero de los contribuyentes, en sus retiros de fin de semana (información obtenida a través de la Ley de Registros Públicos). El vino contiene componentes químicos que son estrogénicos y que estimulan al cuerpo a producir estrógenos humanos. Además, las bebidas alcohólicas también contienen un constituyente que tiene una estructura química muy similar a la del dietilestilbestrol (DES).

La concentración del componente similar a DES es muy alta en ciertos tipos de bebidas alcohólicas. DES es un estrógeno sintético recetado para mujeres embarazadas, principalmente de 1938 a 1971 para prevenir el aborto espontáneo. Las hijas de las mujeres que tomaron DES tienen una incidencia desproporcionadamente alta de cáncer de vagina o cérvix conocido como adenocarcinoma cervical de células claras. Los hijos de mujeres que tomaron DES están en riesgo de desarrollar cáncer testicular y otros problemas de salud de los órganos sexuales. Investigadores de la Sociedad Americana del Cáncer realizaron un estudio que mostró una asociación positiva entre el DES y el cáncer de mama mortal [20]. Las consumidoras frecuentes de bebidas alcohólicas y cosméticos durante el embarazo y la lactancia podrían explicar por qué el cáncer de mama “no genético” tiende a darse en ciertas familias.

Cosmética totalmente natural y libre de carcinógenos

Varias nuevas compañías de cosméticos han surgido durante la última década afirmando que sus productos están libres de carcinógenos y contienen ingredientes naturales. Pero esto no es siempre completamente cierto:

  1. Algunos de los carcinógenos más tóxicos y potentes son derivados de fuentes naturales.
  2. Algunos ingredientes cosméticos son inofensivos por separado, pero forman carcinógenos cuando se combinan con otros químicos en el cuerpo.
  3. Algunos ingredientes cosméticos son inofensivos, pero sus subproductos metabólicos son cancerígenos.
  4. Al igual que las compañías de cosméticos convencionales, estas nuevas compañías en muchas ocasiones no muestran todos los ingredientes en las etiquetas de sus productos.
  5. Los llamados cosméticos totalmente naturales y libres de carcinógenos pueden contener conservantes con actividad estrogénica.

Por lo tanto, las mujeres deben ser conscientes de la publicidad engañosa y seleccionar adecuadamente cosméticos que no impliquen en su formulación un riesgo para su salud.

Conclusiones

En vista de toda la evidencia médica y científica anterior, las personas que piensen con claridad deben concluir que el daño potencial es sustancial si las supervivientes de cáncer de mama usan cosméticos convencionales y artículos de cuidado personal que contengan carcinógenos humanos conocidos o ingredientes con actividad estrogénica comprobada. Esto último es especialmente cierto para aquellas mujeres que son ER+. Muchas supervivientes de cáncer de mama ya están debilitadas y demacradas por la enfermedad y los tratamientos. Cualquier estrategia de marketing para promover la venta y el uso de cosméticos y productos perfumados para este grupo de supervivientes es, al menos, oportunista y antepone indebidamente los intereses económicos de la industria a la salud de las personas.

Además, esta estrategia de marketing envía un mensaje muy equivocado a la población general de que los cosméticos y las fragancias son incondicionalmente seguros e inocuos. Dar estos productos gratuitos en un entorno hospitalario se interpone al juramento hipocrático: “Primum non nocere”, lo primero es no hacer daño.

Los cosméticos y fragancias convencionales son potencialmente dañinos porque contienen los siguientes elementos:

  • Carcinógenos conocidos que inhiben el mecanismo regulador del crecimiento de las células mamarias.
  • La actividad estrogénica para facilitar la entrada de carcinógenos en las células mamarias que tienen receptores que son positivos al estrógeno.
  • Drogas narcotizantes e ingredientes con propiedades adictivas para cambiar la bioquímica del cerebro y, por lo tanto, podría instar a los consumidores a seguir usando los productos.

Incluso si las mujeres no pueden comprender completamente toda la evidencia presentada en este documento o la importancia de la literatura médica citada, aún deberían poder hacer una inferencia adversa con respecto a la seguridad de los cosméticos y productos perfumados a partir de los hechos enumerados a continuación.

  1. Que todas las partes principales implicadas rechazaron mis repetidas solicitudes de listados de los artículos de los kits cosméticos y sus respectivos ingredientes, aunque se esté utilizando dinero de los contribuyentes de EEUU para subvencionar estos programas.
  2. Que el uso de perfumes y productos con fragancia está prohibido en algunas escuelas secundarias, lugares públicos, lugares de trabajo y edificios públicos.
  3. Que un individuo ganó una indemnización en una sentencia judicial por daños y perjuicios de acuerdo con la Ley para Estadounidenses con Discapacidades debido a la exposición pasiva a productos con fragancia.

Carcinógenos

Comentario de cierre

Se espera que la incidencia de cáncer de mama continúe aumentando con el tiempo. Lamentablemente, parece que el deseo de glamour y fragancias aromáticas tiene prioridad sobre evitar el potencial desarrollo de una enfermedad que amenaza la vida. Debido a claros motivos económicos, los directores están explotando estos programas a pesar del detrimento y daño potencial  hacia las mujeres. Cuando se cuenta con toda la evidencia científica y cuando las mujeres se enferman y luego se enferman y se cansan de estar enfermas y cansadas, tal vez se reúnan y busquen alivio a través de una acción judicial.

La evidencia médica y científica presentada en este documento es clara, sólida, persuasiva y convincente. Por lo tanto, las supervivientes de cáncer de mama deben rechazar totalmente la estrategia de mercadotecnia de la industria cosmética con regalos.

Desafortunadamente, a pesar de esta evidencia, es probable que muchas mujeres sigan creyendo que los cosméticos convencionales no representan un riesgo de cáncer de mama. Con ese tipo de mentalidad, es poco probable que la industria y las organizaciones hospitalarias cambien su comportamiento.

Las mujeres indudablemente continuarán clamando desde cada cima de una colina y en cada lado de la montaña para una cura contra el cáncer. Desafortunadamente, no tienen control sobre cómo se invierten los fondos en investigación, qué tipo de investigación se realiza o cuándo se realizará la investigación. Además, las mujeres que participan en ensayos clínicos de doble ciego no tienen control sobre si reciben el medicamento o el placebo. Sin embargo, la mujer individual tiene un gran control sobre su comportamiento y estilo de vida. Además, es mucho más humano y factible tratar de prevenir el cáncer de mama en primer lugar que tratar de curarlo una vez que está completamente desarrollado.

Una posible solución, sería optar por una cosmética natural y/o ecológica basada en ingredientes naturales y que no conlleven un riesgo para la salud humana.

Artículo original en inglés: James W. Coleman. Cosmetics and Fragranced Products Pose High Risks for Breast Cancer and Other Illnesses. Breast Cancer Options (2003). Cancer Research Center of America, Inc. President/CEO.

Referencias

  1. Instituto Nacional del Cáncer. Causas y prevención. Factores de riesgo de cáncer. Hormonas. Instituto Nacional del Cáncer, 2015.
  2. Beckley-Kartey SA, Hotchkiss SA, Capel M. Comparative in vitro skin absorption and metabolism of coumarin (1,2-benzopyrone) in human, rat and mouse. Toxicol Appl Pharmacol. 1997 Jul: 145(1): 34-42.
  3. Yourick JJ, Bronaugh RL. Percutaneous absorption and metabolishm of courmarin in human and rat skin. J Appl Toxicol 1997 May-Jun; 17(3): 153-8.
  4. Mirick DK, Davis S and Thomas DB. Antiperspirant use and the risk of breast cancer. J Natl Cancer Inst 2002 Oct 16; 94(20): 1578-80.
  5. Darbre PD, Byford JR, Shaw LE, Horton RA, Pope GS, Sauer MJ. Oestrogenic activity of isobutylparaben in vitro and in vivo. J Appl Toxicol. 2002 Jul-Aug;22(4):219-26.
  6. Okubo T, Yokoyama Y, Kano K and Kano I. ER-dependent estrogenic activity of parabens assessed by proliferation of human breast cancer MCF-7 cells and expression of ERalpha and PR. Food Chem Toxicol 2001 Dec; 39(12): 1225-32.
  7. Darbre PD, Byford JR, Shaw LE, Hall S, Coldham NG, Pope GS and Sauer MJ. Oestrogenic activity of benzylparaben. J Appl Toxicol 2003 Jan-Feb; 23(1): 43-51.
  8. Bitsch N, Dudas, C, Korner W, Failing K, Biselle S, Rimkus G and Brunn H. Estrogenic activity of musk fragrances detected by the E-screen assay using human mcf-7 cells. Arch Environ Contam Toxicol 2002 Oct; 43(3): 257-64.
  9. Smith -Warner SA, Spiegelman D, Yaun SS, van den Brandt PA, Folson AR, Goldbohm A, Graham S, Holmberg L, Howe GR, Marshall JR, Miller AR, Potter JD, Speizer FE, Willett WC, Wolk A, Hunter DJ. Alcohol and Breast Cancer in Women. A pooled analysis of cohort studies. JAMA 1998; 279: 535-40.
  10. Colditz GA. A prospective assessment of moderate alcohol intake and major chronic diseases. Ann Epidemiol 1990; 1: 167-77.
  11. Garfinkel L, Boffetta P and Stellman SD. Alcohol and breast cancer: a cohort study. Prev Med 1988; 17: 686-93.
  12. Hossain SJ, Aoshima H, Koda H and Kiso Y. Potentiation of the ionotropic GABA receptor response by whiskey fragrance. J Agric Food Chem 2002; Nov 6; 50(23); 6828-34.
  13. EWG Research. Fragrance: allergic reactions and sensitization. EWG Research, 2003.
  14. Aoshima H and Hammamoto K. Potentiation of GABAA receptors expressed in Xenopus oocytes by perfume and phytoncid. Biosci Biotechnol Biochem 1999; Apr; 63(4): 743-8.
  15. Whitten RJ, Maitra R and Reynolds JN. Modulation of GABAA receptor function by alcohols: effects of subunit composition and differential effects of ethanol. Alcohol Clin Exp Res 1996; Oct 20(7) 1313-9.
  16. International Agency for Research on Cancer, Monographs on the Evaluation of Carcinogenic Risks to Humans. Vol. 56, Vol. 82; 2002
  17. Anderson, R and Anderson, J. Acute toxic effects of fragrance products. Archives of Environmental Health. 1997, 53: 138-45.
  18. Thun MJ, Altekruse SF, Namboodiri MM, Calle EE, Myers DG and Heath CW Jr. Hair dye use and risk of fatal cancers in U.S. women. J Natl Cancer Inst 1994 Feb 2; 86(3): 210-5.
  19. Correa A, Jackson L, Mohan A, Perry H and Helzlsouer K. Use of hair dyes, hematopoetic neoplasms, and lymphomas: a literature review. II. Lymphomas and muntiple myeloma. Cancer Invest 2000; 18(5): 467-79.
  20. Calle EE, Mervis CA, Thun MJ, Rodriguez C, Wingo PA and Heath CW Jr. Diethylstilbestrol and risk of fatal breast cancer in a prospective cohort of US women. Am J Epidemiol 1996 Oct 1; 144(7): 645-52.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.