Los esteroides impiden que los tendones se vuelvan más fuertes durante el entrenamiento

Tendón de Aquiles
Los atletas de fuerza que usan esteroides anabólicos constantemente están casi destinados a desarrollar problemas en los tendones, incluido el riesgo de desgarros. Los fisiólogos brasileños llegaron a esta conclusión después de hacer experimentos con ratas. Creen que los esteroides, al tiempo que aumentan el crecimiento muscular posterior al entrenamiento, también evitan que los tendones se vuelvan más fuertes.

Tendón del calcáneoPusieron a la mitad de las ratas a hacer entrenamiento con pesas cinco días a la semana. Colocándole un chaleco con lastre a cada animal que pesaba aproximadamente la mitad de su propio peso corporal. Luego consiguieron que los animales hicieran 4 series de 10 repeticiones de sentadillas con salto. A medida que avanzaba el estudio, los investigadores le añadieron cada vez más lastre a los chalecos. El resto de las ratas no entrenaron.La figura de la derecha de arriba muestra el tendón más fuerte del cuerpo humano: el tendón de Aquiles, o como se le llama en los libros de texto de anatomía, el tendón del calcáneo. Investigadores de la Universidad de Brasilia publicarán pronto los resultados de su estudio sobre el efecto de los esteroides en este tendón en la revista escandinava de medicina y ciencias del deporte.

La mitad de las ratas que no entrenaron no recibieron esteroides (S); la otra mitad recibió esteroides (AAS). La mitad de las ratas que sí entrenaron no recibieron esteroides (T); la otra mitad recibió esteroides (AAST).

Después de 7 semanas, la parte inferior del tendón de Aquiles, justo por encima del talón, se había vuelto más fuerte en las ratas que habían entrenado. Al menos, los investigadores encontraron más hidroxiprolina en esa parte del tendón. Pero en las ratas que no solo habían entrenado sino que también se les había administrado decanoato de nandrolona, ​​el aumento en el número de unidades de hidroxiprolina no había tenido lugar. El tendón no se había vuelto más fuerte.Los investigadores utilizaron el esteroide anabólico decanoato de nandrolona. Los brasileños utilizaron preparaciones de Deca-Durabolin producidas por la fábrica de Organon en Sao Paulo. El equivalente humano de la dosis que utilizaron fue sorprendentemente bajo: 130-150 mg por semana.

Gráfica de vasos sanguíneos y gráfica de hidroxiprolina

La figura anterior muestra parcialmente cómo los esteroides pueden detener el crecimiento de los tendones. En las ratas que habían entrenado, la circulación de la sangre en el tendón de Aquiles había aumentado, pero eso no sucedía si a las ratas también se les había administrado decanoato de nandrolona.

Es cierto que los efectos negativos del esteroide en la estructura del tendón de Aquiles fueron bastante pequeños. Pero los investigadores sospechan que a largo plazo, a medida que los músculos continúan fortaleciéndose y los usuarios pueden levantar cargas cada vez más pesadas, podrían darse graves consecuencias.

Fuente del estudio: Marqueti RC, Paulino MG, Fernandes MN, de Oliveira EM, Selistre-de-Araujo HS. Tendon structural adaptations to load exercise are inhibited by anabolic androgenic steroids. Scand J Med Sci Sports. 2014 Feb;24(1):e39-51. doi: 10.1111/sms.12135. Epub 2013 Nov 14.

Artículo original (en inglés): Anabolic steroids prevent tendons from becoming stronger through training – Ergo-log.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.