Esteroides según su formato

Esteroides inyectables y orales

En este artículo se desglosan los formatos más habituales en los que son presentados los esteroides: inyectables y orales.

Esteroides Inyectables

En el mundo de las drogas para mejorar el rendimiento (PEDs) hay miles de opciones donde escoger. De todas las PEDs que existen, los esteroides anabólico-androgénicos son los más usados y los más conocidos; dentro de los cuales, destacan los inyectables.

Los esteroides (EAAs) se pueden encontrar en muy diversas formas o estados: transdérmicos, cremas, implantes subcutáneos, etc.; pero los más importantes y efectivos son los orales, y por supuesto, los inyectables.

Como he comentado, siendo los más comunes los orales y los inyectables; estos últimos son los que se llevan el primer premio dentro de los PEDs.

De los muchos EAAs que existen, se dará cuenta de que hay muchos que se pueden encontrar tanto en formato oral como en formato inyectable. En general, los inyectables proporcionan mayor estabilidad, mejores ganancias y mayor tolerancia en el ámbito de los efectos secundarios. Pero no se equivoque, hay muchos esteroides que solo se pueden obtener en uno de sus dos formatos, o, en el caso de que existan ambos, uno de ellos es claramente inferior al otro (y no tiene por qué ser siempre la versión oral de la sustancia). Pasemos a conocer algunos esteroides inyectables.

Esteroides inyectables

Los esteroides inyectables más comunes

Hay muchísimos esteroides inyectables disponibles, pero hay algunos bastantes más usados y fáciles de encontrar que otros. De estos, el más conocido y usado es la testosterona; y, obviamente, puede venir en diversos formatos del mismo esteroide inyectable (como la mayoría).

De todos los EAAs inyectables que existen, estos son los más utilizados y conocidos:

  • Deca-Durabolin (Decanoato de Nandrolona)
  • Equipoise (Undecilenato de Boldenona)
  • Masteron (Propionato de Drostanolona)
  • NPP (Phenylpropionato de Nandrolona)
  • Omnadren (Mezcla de 4 testosteronas)
  • Parabolan (Hexahydrobenzylcarbonato de Trenbolona)
  • Primobolan Depot (Enantato de Methenolona)
  • Sustanon-250 (Mezcla de 4 testosteronas)
  • Cipionato de Testosterona (Ester de vida larga de testosterona)
  • Enantato de Testosterona (Ester de vida larga de testosterona)
  • Propionato de Testosterona (Ester de vida corta de testosterona)
  • Suspensión de Testosterona (Testosterona sin esterificar)
  • Acetato de Trenbolona (Ester de vida corta de Trenbolona)
  • Enantato de Trenbolona (Ester de vida larga de Trenbolona)
  • Winstrol Depot (Estanozolol)

Estos 15 EAAs inyectables son los más comunes y los más usados de todos; y posiblemente los únicos que vaya a necesitar un usuario de estas sustancias.

De estos 15, hay 2 que podemos encontrar tanto en formato inyectable como en formato oral: el Primobolan y el Winstrol. En el caso del Winstrol, nos encontramos ante uno de los poquísimos esteroides que es igual de efectivo en su forma inyectable que en su forma oral. Esto mismo no se puede decir del Primobolan, ya que, encima de que ya de por sí no es muy potente, su forma oral es prácticamente inútil (a no ser que se consuman unas dosis elevadísimas).

También se puede encontrar testosterona en pastillas, pero la absorción de la hormona es bastante pobre y tomarla en este formato es peligroso, ya que puede ser muy tóxica.

Daño hepático

Efectos secundarios

Los esteroides anabólicos pueden provocar muy diversos efectos secundarios. Estos dependerán de los esteroides consumidos, de las dosis, de la respuesta de cada persona a estas sustancias…

Uno de los efectos adversos más discutidos es la toxicidad hepática. La mayoría de esteroides orales son tóxicos para el hígado; y esto viene en su propia naturaleza. Gran parte de los EAAs orales son c17 alfa alquilados (c17-aa); significando esto que la hormona ha sido alterada (químicamente hablando), modificando la posición decimoséptima de carbonos en su composición para que al consumirla sobreviva al pasar “a través” del hígado, lo que hace que tenga un doble paso hepático.

Si no fuera por este cambio que los convierte en c17-aa, el esteroide sería inútil, ya que al consumirlo se destruiría antes de entrar al torrente sanguíneo.

Los usuarios de estas sustancias suelen combinar esteroides inyectables con orales (como el Anadrol, el Dianabol, el Halotestin, el Winstrol…), lo que provoca un gran estrés hepático.

Lo bueno de los inyectables es que, exceptuando al Winstrol Depot (que también es un c17-aa), no provocan en absoluto tanto estrés en el hígado. Esto significa que si solo se usan inyectables, el estrés hepático será muy reducido. Al no tener este problema, los usuarios se pueden centrar en otras cosas sin preocuparse demasiado por sus hígados (ojo, no significa que no vayan a sufrir efectos secundarios de otro tipo, pero el no tener problemas con este órgano es un “bonus” de los inyectables).

Como curiosidad, comento que el Primobolan oral no es un c17-aa. Esta es la razón por la que es tan poco efectivo y no merece la pena usarlo como PED (droga para aumentar el rendimiento).

Ampollas de inyectables

Estabilidad, conservación y control

Uno de los principales objetivos de un usuario de esteroides es mantener las ganancias que ha conseguido con su ciclo una vez lo haya finalizado; no sirve de nada conseguir unos cuantos kilos de músculo si luego se van a ir tan rápido como han venido.

Hay una cosa que debe entender. Cuando alguien se suplementa con EAAs y esta OFF durante un periodo X después de haber terminado el ciclo, algunas de las ganancias desparecerán, eso no lo duda nadie. Cuando los niveles hormonales que se tienen mientras alguien se cicla decaen al dejar de consumir esteroides, es muy difícil (por no decir imposible) mantener todo el músculo ganado. La única forma de intentar mantener el máximo posible es tratar de estabilizar los niveles hormonales naturales lo más rápido posible.

Esto requiere mucho trabajo y tiempo; pero hay algunas cosas que he de mencionar. Las ganancias obtenidas mediante un ciclo de inyectables son bastante más fáciles de mantener que las de un ciclo en el que solo se hayan utilizado esteroides orales. Una razón por la que ocurre esto es la estabilidad de las hormonas inyectables, que es elevada. Pero no se confunda, las ganancias obtenidas con ciclos de orales también se pueden mantener (aunque en menor medida); de todas formas, es buena idea basar cualquier ciclo sobre un esteroide inyectable.

En conclusión, al ser las ganancias de los ciclos de orales más difíciles de retener, es correcto incluir siempre un inyectable al menos.

El resumen

Al final, tanto los esteroides orales como los inyectables tienen su lugar en un ciclo. Ambas formas tienen beneficios (y riesgos), pero siendo los inyectables de mayor importancia.

Sin esteroides inyectables, hacer un ciclo prolongado no sería una opción a considerar, ya que los riesgos serían siempre superiores a los beneficios.

Para mucha gente, usar inyectables parece una idea terrorífica, debido al miedo a las agujas, etc. Pero, si se deciden a usar esteroides, acarreando con los riesgos que esto conlleva, es “recomendable” basar cualquier ciclo en una sustancia inyectable.

Esteroides orales

Ahora pasaré a hablar más específicamente de los esteroides orales:

Los esteroides orales son muy comunes en el mundo del culturismo; sobre todo debido a su rápida actuación. La gente es impaciente, y generalmente quiere ganancias rápidas y de calidad. Pero a pesar de sus buenos resultados, son los menos seguros de todos los esteroides; debido a que la mayoría son bastante tóxicos. Al mismo tiempo, son los más utilizados por mujeres, ya que algunos no producen virilización.

Como he mencionado, la mayoría de esteroides orales son tóxicos (para el hígado principalmente) debido a su naturaleza. Al consumir un oral (dependiendo de cual sea obviamente) es muy posible que los valores de las enzimas hepáticas se disparen. La razón de esta toxicidad para el hígado proviene de la propia naturaleza de estos esteroides.

Comprimidos y cápsulas, esteroides orales

Como comprenderá, muchas veces la mejor forma de administrar un fármaco no es de manera oral; por ejemplo, si se bebe un vial de Enantato de Testosterona, su cuerpo lo destruirá en un 90%. Si el organismo absorbe el 10% es un milagro. Por esta razón, la mayoría de esteroides orales son c17 alfa alquilados (c17-aa), lo que como ya le comenté hace un rato, significa que la hormona ha sido modificada en su posición decimoséptima de carbonos para sobrevivir al paso por el hígado.

La estructura C17-aa es necesaria para que la hormona pueda ser utilizada por el organismo, pero desgraciadamente crea ese efecto tóxico para el hígado antes comentado. ¿Cómo de tóxicas son estas sustancias? Esto no se puede responder con exactitud, ya que el nivel de toxicidad variará dependiendo de la sustancia consumida, de las dosis utilizadas, de la duración del ciclo… Sin embargo, el consumo regular de alcohol, muchos medicamentos, etc. pueden resultar incluso más tóxicos que el consumo de cualquier esteroide oral durante un corto periodo de tiempo.

De todas formas, el hígado tiene unas propiedades de autoregeneración impresionantes; por lo que si se suplementa adecuadamente y no bebe alcohol mientras se cicla e inmediatamente después de haber discontinuado el uso de un EAA oral, no tiene por qué haber demasiados problemas, ya que los valores hepáticos volverán a la normalidad relativamente rápido.

Aún así, existen ciertos esteroides orales que no son tóxicos para el hígado y por lo general acarrean pocos riegos y efectos secundarios. Dichos esteroides son muy populares entre el público femenino ya que la mayoría de EAAs son muy problemáticos para las mujeres.

Muchos roids causan virilización en las chicas, pero como comento existen algunos que no provocan este efecto tan indeseado. Entre estos, dentro de los orales, encontramos el Anavar y el Primobolan, siendo Anavar el más popular y efectivo. Como ya he comentado párrafos atrás, el Primobolan oral tiene un efecto muy muy poco significativo; y no tiene nada que ver con la versión inyectable.

En conclusión, los esteroides orales pueden ser muy útiles y efectivos, pero debido a su naturaleza hepática se debe ser muy cuidadoso con su uso. Algunos EAAs orales como el Dianabol y el Anadrol pueden añadir masa a un cuerpo de la manera más rápida posible; y otros como el Halotestin ayudarán a ganar fuerza de una forma impresionante, pero el uso responsable de estas sustancias es OBLIGATORIO. La mayoría de veces, ningún esteroide oral debe usarse más de 6 semanas seguidas; y en el caso de algunas sustancias como el Halotestin (debido a su altísima toxicidad hepática), su uso no debería sobrepasar las 4 semanas.

Atención: Este artículo tiene carácter meramente informativo. Las sustancias que se nombran tienen numerosos efectos adversos y no deben tomarse a la ligera. NADIE que lea esto debe usar estos fármacos bajo NINGUNA CIRCUNSTANCIA sin prescripción y supervisión médica. Ni esta web, ni el autor del artículo, ni su traductor promueven ni defienden el uso de esta ni de ninguna droga. Si se quiere perder grasa corporal y/o aumentar la masa muscular con un entrenamiento y una dieta adecuados se pueden obtener muy buenos resultados. No hay necesidad de poner en riesgo la salud.

Traducido y adaptado por Hugo “HuYzZ” para RealFitness.es

Autor sin avatar

HuYzZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle contenido y publicidad de su interés. Si continúa navegando estará aceptando nuestra Política de cookies.